Juan Carlos Zavala

Los enfrentamientos que se registraron este día entre pobladores y maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con agentes de la Policía Federal y Estatal, dejaron un saldo de seis muertos, 53 civiles lesionados, varios por armas de fuego y 21 detenidos.

Oaxaca.- En el operativo participaron 800 agentes de las fuerzas de seguridad pública. Enrique Galindo, comisionado general de la Policía Federal, afirmó que ninguno de los policías estuvo armado ni portan toletes. Las detonaciones de armas de fuego, dijo, fueron realizas por personas desconocidas y ajenas a los bloqueos, “quienes realizan disparos contra la población y las autoridades para propiciar enfrentamientos”.

Asimismo, dijo que se reporta un total de 41 policías federales heridos -3 con herida de bala- quienes están siendo atendidos en el Hospital General del ISSSTE, así como 14 policías estatales -5 con heridas por proyectil de arma de fuego- que se encuentran hospitalizados en instalaciones del IMSS.

Gabino Cué expresó que han sido recurrentes los bloqueos carreteros en 37 puntos de las regiones de Oaxaca y que se debe ofrecer al estado, las condiciones de estabilidad que apuntalen a su desarrollo.

“La intervención policial se llevó a cabo a petición de diversos dirigentes de organizaciones gremiales y del sector privado oaxaqueño, luego de 7 días de intensos bloqueos carreteros que han afectado gravemente el abasto de alimentos, medicamentos, combustibles e insumos básicos para la actividad productiva, económica y comercial de la entidad, poniendo en riesgo la seguridad interna del estado de Oaxaca”.

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró que se restablecerá el “orden y tranquilidad en Oaxaca porque es el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto”.

Las 21 personas detenidas en flagrancia durante los disturbios, las cuales serán puestas a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca, para que determinen su situación legal frente a los hechos que se les imputan.

El primer choque inició cerca de las nueve de la mañana, cuando policías federales y estatales implementaron un operativo para desalojar el bloqueo a la carretera federal 190 en el municipio de Asunción Nochixtlán. Los manifestantes incendiaron algunos tráiler de empresas privadas para impedir el avance de los policías. El enfrentamiento se prolongó por varias horas y se registraron disparos de armas de fuego de ambos bandos.

El saldo fue tres muertos que hasta este momento no han sido identificados y 45 heridos, informaron los Servicios de Salud de Oaxaca. Las 45 personas lesionadas fueron resguardadas en la iglesia de Asunción Nochixtlán, para su posterior traslado al Centro de Salud de Servicios Ampliados y el Hospital Básico Comunitario de la misma localidad.

De acuerdo a reportes extraoficiales, los nombres de las personas que murieron son Jesús Cadena, estudiante; Andrés Aguilar Sanabria, profesor de Educación primaria; y Yalid Jiménez Santiago de 29 años de edad; pero no ha sido confirmado.

También reportes extraoficiales indican que la cifra de muertos asciende a cinco personas. Dos más de nombre Anselmo Cruz Aquino y Oscar Nicolás Santiago.

La Secretaría de Seguridad Pública confirmó 21 elementos de seguridad lesionados por arma de fuego, entre ellos: Luis Uriel Robles López; Iván Fernández Cruz; Luis Alberto gracia Mendoza y Tomás Elizalde López, éste último con traumatismo craneoencefálico, quienes fueron trasladados al hospital del IMSS de Oaxaca.

Los heridos cuyo estado de gravedad es crítico fueron trasladados al Hospital General “Pilar Sánchez Villavicencio” de Huajuapan de León, así como al Hospital General de Zona No. 1 “Benito Juárez” IMSS en la ciudad de Oaxaca. En tanto, los Hospitales y Centros de Salud de las cercanías a la zona del conflicto se reportan listos para recibir a pacientes que requieran de atención de urgencia. Bajo esa misma instrucción, el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso” de la Ciudad de Oaxaca ha solicitado a todo su personal que se presente con la disponibilidad de atender a quienes así lo requieran con personal profesional y con la suficiente capacidad de atención, con medicamentos y material de curación.

Los nombres de las 21 personas atendidas en el Hospital Básico Comunitario de Asunción Nochixtlán es el siguiente: Oscar Nicolás Santiago, Juan Cruz Santos, Daniel Mayoral, Luis Alberto Martínez, Diodoro Medina (traslado), Héctor Cruz Rodríguez, Alberto Sevilla Jiménez, Andrés García (traslado), Alejandro Santiago (traslado), Anselmo Cruz Aquino, Jesús Cardena Sánchez, Agripino Cruz Hernández, Misael Duran Guzmán, Jaime Morales, Anselmo Cruz Aquino, Víctor Manuel Santiago, César Iván Sánchez López, Daniel Mayoral López, Juan Cruz Santos, Cesar Juan Sánchez López y Enrique González.

En tanto, las 10 personas atendidas en el Centro de Salud de Servicios Ampliados de Asunción Nochixtlán son: Rodrigo López García, Aarón José Cruz Reyes, Iván Escobar Román, Elizabeth Méndez, Raúl López García, Elizabeth Mejía Cruz, Julio Gerardo Nicolás López, Juan José Acevedo Martínez, Paxael Ruiz Jiménez y Berna Alejandres Maldonado.

Los profesores de la Sección 22 de la CNTE, tras este primer choque, bloquearon la caseta de Huitzo y amplió el número de bloqueos carreteros en diversos puntos de la carretera federal 190. Uno de ellos fue en la delegación CAPUFE de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), donde irrumpieron en las instalaciones, sacaron dos vehículos y los volcaron para mantener el bloqueo; asimismo, incendiaron y realizaron saqueos a estas instalaciones.

A lo largo de la carretera federal colocaron barricadas con llantas incendiadas, piedras y vehículos a los que prendieron fuego.

La Policía Federal y Estatal continuó su avance hasta ir desalojando cada uno de los puntos bloqueados a través del lanzamiento de gases lacrimógenos y cohetes. Los manifestantes respondían de la misma manera con cohetes y el lanzamiento de bombas molotov.

En cada avance de las fuerzas de seguridad pública, los maestros de la Sección 22 de la CNTE, junto con algunos pobladores e integrantes de organizaciones sociales, fueron respondiendo colocando barricadas hasta llegar a la ciudad de Oaxaca.

En Pueblo Nuevo, localidad de la ciudad de Oaxaca, los manifestantes incendiaron tres tráiler y han aumentado la colocación de barricadas con apoyo de algunos habitantes. Los enfrentamientos continúan y la situación aún es tensa en la capital de Oaxaca.

Juan García García, coordinador de la Comisión Política de la Sección 22 de la CNTE, condenó la muerte de algunos manifestantes y del uso de armas de fuego de la Policía Federal y Estatal durante el desalojo en Nochixtlán.

Los maestros también han colocado barricadas en el Centro Histórico de Oaxaca con quema de llantas y la Policía Federal hace sobrevuelos. Hasta ahora los integrantes de la CNTE han sido replegados por la gran cantidad de gases lacrimógenos que se han tirado por aire y tierra.

La noche de ayer también se registró otro enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad pública en el municipio de Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, para liberar el paso a la refinería “Antonio Donají Jaime” de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Durante este enfrentamiento hubo saqueos a tiendas comerciales.