La compañía Aeroméxico reportó 17 vuelos afectados por demoras y 13 cancelaciones desde y hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en los últimos dos días, siendo la mayoría de éstos a destinos nacionales como Cancún, Monterrey, Campeche, Matamoros, Ciudad del Carmen, Hermosillo y Morelia, además de Nueva York y Bogotá, entre otros.

 

 

Lo anterior, de acuerdo con un comunicado enviado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ante lo que la aerolínea respondió que se encargó de proteger a más de 90% de los pasajeros en otros vuelos y que esta situación se debió a la falta de pilotos, que en algunos casos se reportan por incapacidad médica o se niegan a optimizar los tiempos de vuelo de sus jornadas de trabajo.

 

Los pilotos se rehúsan, a pesar de que el manual contempla periodos de optimización (…) Al operar de manera estricta conforme al manual y no aceptar, no flexibilizar la optimización de los tiempos, vencen sus jornadas a la hora que están abordando vuelos”, añadió la firma aérea

 

Sin embargo, Sergio Allard Barroso, director ejecutivo de la aerolínea mencionó que el motivo de las cancelaciones y retrasos se debió a la falta de tripulación.

 

Lo anterior, derivado del contexto de la negociación de sus condiciones laborales y afirmó que al mediodía del lunes todos los pasajeros afectados ya habían sido movilizados a sus destinos.

 

Cabe recordar que hace un mes, la aerolínea registró diversas afectaciones en más de 150 vuelos; además, los pilotos agrupados en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) presionaron para abrir a negociación el contrato colectivo de trabajo para modificar las condiciones de trabajo pactadas desde 2010 y refrendadas en 2014 por cuatro años más que de modificarse, según la empresa, impactarían los planes de crecimiento de la misma.

 

Según el comunicado de Aeroméxico, el sindicato, que encabeza Mario González Aguilera, aceptó un incremento salarial de 2.43% sobre el salario base que ofreció Aeromar a los pilotos en activo, hasta en tanto exista un inversionista con un nuevo plan de trabajo, que asegure la viabilidad de la empresa.

 

PETICIONES

En una entrevista previa a Excélsior, el secretario general de ASPA aseguró que las diferencias en el contrato colectivo son de salario, horas extra o bien la elección de hoteles donde descansan las tripulaciones y esquemas de jubilación, entre otros aspectos.

 

Desde diciembre de 2015 tuvimos pláticas con la empresa pero éstas se rompieron y no se llegó a un acuerdo y ahora se está retomando”, puntualizó.

 

Recordó que cada piloto que ingresa a Aeroméxico actualmente lo hace bajo el Contrato B y cada vez más se jubilan los del A.

 

Inclusive, el 16 de mayo pasado el director de Aeroméxico, Andrés Conesa Labastida, y el secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), Mario González Aguilera, se reunieron con la finalidad de revisar el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) que rige las relaciones laborales de cerca de 1,700 pilotos.

 

Dinero