Cd. de México.- Las movilizaciones, actos de protesta y violencia en Oaxaca está ahuyentado y agravando al sector turismo.

 

 

Tan sólo la ocupación hotelera en la ciudad de Oaxaca entre abril y mayo es de 45 por ciento, un punto porcentual menos que en 2015, de acuerdo a datos de Datatur de la Secretaria de Turismo (Sectur).

 

“Sí, sí hemos tenido cancelaciones de huéspedes que iban a llegar hoy o mañana, y también tuvimos casos en los que huéspedes tenían reservadas con nosotros 4 noches y sólo se quedaron una y se fueron”, relató Lidia, encargada de recepción del Hotel Azul.

 

A un mes del inicio de la Guelaguetza 2016, los movimientos magisteriales ponen en riesgo las fiestas, señaló Onésimo Bravo, presidente de la Canirac estatal.

 

Indicó que diariamente el sector restaurantero pierde aproximadamente 800 mil pesos por falta de ventas, lo que en más de un mes significaría unos 28 millones de pesos.

 

En tanto, Chiapas ha sido afectada también.

 

Eloísa Alfaro, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, dijo que su ocupación hotelera promedio se mantiene entre el 10 y 25 por ciento, cuando en otros años había sido de entre 57 y 60 por ciento.

 

Agregó que la consecuencia inmediata de esto ha sido el cierre de uno de los hoteles insignia de este destino, que es el Humberto.

 

“Ahorita el detonador ha sido el magisterio; sin embargo, hay muchas organizaciones sociales y problemas (…), que se están sumando al paro magisterial; ha habido una falta de aplicación de la ley y de atención a estos problemas sociales”, señaló.

 

Reforma /  Dayna Meré