· El Poder Judicial, a través de la Dirección de Periciales, cuenta con un padrón de intérpretes conformado por 140 personas que hablan alguna lengua materna o sus variantes

En cumplimiento a lo establecido en el artículo 2º de la Constitución Política del país que señala el derecho de las personas indígenas a contar con un traductor o intérprete en su lengua materna durante un proceso legal, en lo que va del presente año el Poder Judicial de Oaxaca, a través de la Dirección de Periciales, ha proporcionado 362 intérpretes-traductores en nueve diferentes lenguas para el desarrollo de audiencias, de un total de 451 solicitudes recibidas.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, magistrado Alfredo Rodrigo Lagunas Rivera señaló que actualmente la institución cuenta con un padrón conformado por 140 personas que hablan alguna lengua materna o sus variantes dialectales; de ellos, 57 son servidores públicos judiciales adscritos a diferentes áreas y organismos jurisdiccionales y el resto externas.

Resaltó que en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, los intérpretes tienen un papel esencial ya que deben comparecer al juzgado durante el proceso, y todos deberán trabajar bajo nuevas reglas y a un paso mucho más rápido que en el sistema tradicional, por lo cual deben ajustarse a una nueva realidad social. En este aspecto, destacó la labor coordinada del Poder Judicial con organismos como el Centro Profesional de Asesoría, Defensa y Traducción (Cepiadet), y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, INALI.

Por su parte, el director de Periciales de la Judicatura, Carlos Cervantes Azcona, informó que de acuerdo con el INALI, Oaxaca ocupa el primer lugar a nivel nacional en diversidad cultural y lingüística, donde conviven 15 pueblos indígenas y el pueblo negro afromexicano, con un aproximado de 176 variantes lingüísticas, muchas de ellas en peligro de extinción, lo que dificulta contar en la entidad con un registro de intérpretes en todas las lenguas solicitadas.

Explicó que debido al tiempo que se le otorgó a la Dirección a su cargo para localizar y proporcionar un intérprete a partir de la base de datos con la que se cuenta, se dificultó la atención de 89 solicitudes que requerían hablantes en chatino de Santa María Temaxcaltepec, Juquila; chinanteco en diferentes variantes; huave de San Mateo del Mar; mazateco, mixe de San Juan Mazatlán, mixteco, zoque de las conchas de San Miguel Chimalapa y 13 variantes de zapoteco del Istmo, Sierra Juárez, Sierra Sur y Valle.

De los 362 casos atendidos de enero a junio, Cervantes Azcona detalló que 82 corresponden a intérpretes-traductores del zapoteco, 43 a la lengua Chatina, 71 al chinanteco, dos al huave, 20 en mazateco, 45 al mixe, 68 al mixteco, 28 al triqui y uno al Zoque; asimismo, el Poder Judicial apoyó dos audiencias con intérpretes en inglés.

Según el reporte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) publicado en 2014, por no entender de qué se les acusaba, más de ocho mil indígenas están presos al no contar con un intérprete que les tradujera los cargos por los que se encontraban involucrados en un proceso judicial.