Cuando en noviembre del 2006 la PFP acotó el desastre que generaron los mismos levantiscos de hoy, los capos del cartel 22 parecían fracasados. No fue así. Por el contrario, los grupos radicales aprendieron mucho en ese laboratorio en que convirtieron a Oaxaca para probar estrategias de guerra de guerrillas urbanas.

 

 

La escuela fue tan fructífera que hoy, 10 años después, los mismos dirigentes de esos grupos radicales muestran, y aplican, su exitoso aprendizaje. De la calamidad del 2006 abrevaron mucho los del cartel 22, en cambio, el gobierno y sus “expertos” en seguridad, parece que no asimilaron nada. Así lo prueba la emboscada que sufrieron los policías en el fallido desalojo de Nochixtlán.

 

En el 2006, según documentan varios trabajos periodísticos, las tácticasdel EPR en Oaxaca, las ejecutaron grupos comandados por Constantino Alejandro Canseco Ruiz, el comandante José Arturo, miembro de una de las tres familias fundadoras de la guerrilla.

 

El hecho de que, en esta nueva asonada, los milicianos del cartel 22, antes de “accionar”, lo primero que hacen es inhabilitar las cámaras de vigilancia y amenazar a fotógrafos y camarógrafos de la Prensa, tiene explicación. Dicen que en el 2006 el comandante José Arturo fue captado varias veces por las cámaras del Cisen dando instrucciones en las movilizaciones, durante la larga ocupación de la capital oaxaqueña. Esta táctica podría explicar el asesinato del fotorreportero Elidio Ramos, del Diario El Sur, en el Istmo de Tehuantepec, por no acatar las instrucciones de no captar a los “maistros” que saqueaban las tiendas. Dos de sus acompañantes también fueron acribillados.

 

Hace 10 años, muchos de los incipientes guerrilleros, reclutados de las filas del magisterio y organizaciones sociales afines, como la APPO, tuvieron sus primeras aventuras y eran de adiestramiento, Hoy son más viejos y más diestros. Esto corrobora la desenvoltura con que operaron la emboscada contra los policías. Si los órganos de inteligencia de la PFP pudieron evadir el férreo control de los sediciosos contra las cámaras usuales, seguramente captaron imágenes del modus operandi de la guerra de guerrillas. Las instantáneas serán elementales para las investigaciones que deben hacer.

 

No se requiere mucho conocimiento para saber que en Oaxaca, son los mismos protagonistas del calamidad del 2006, los que reeditan hoy el caos y pillaje supuestamente por la defensa de la educación pública gratuita.

 

FALSARIOS

 

Nada más falso que el discurso de los capos del cartel 22. Para engañar a los ingenuos padres de familia y la fila de utilitarios que los siguieron, sobre todo en Nochixtlán, les repetían que necesitaban que el gobierno los recibiera (el diálogo) para exigir que “no se privatice la educación”.

 

Ayer que el Secretario de Gobernación, Osorio Chong lea abrió las puertas vean lo que pidieron:

 

1. Exige al Estado mexicano se castigue con cárcel al asesino exgobernador de Oaxaca Ulises Ernesto Ruiz Ortiz y a todos sus cómplices por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante su sexenio, particularmente por los hechos de represión y violación de derechos humanos durante la movilización magisterial popular de los años 2006-2007. Vieja cantaleta, sin sentido.

 

2. Exige la liberación inmediata y sin condiciones de los integrantes del MDTEO, Profrs. Rubén Nuñez Ginez, Secretario General, Profr. Francisco Manuel Villalobos Ricardez, Secretario de Organización de la Sección XXII, Heriberto Magariño López, Aciel Sibaja Mendoza, Othón Nazariega Segura, Juan Carlos Orozco Matus, Efraín Picazo Pérez, Roberto Abel Jiménez García, C. Cesar León Mendoza integrante de los medios independientes, Lauro Milano Grijalva Villalobos, Mario Olivera Osorio, Sara Altamirano Ramos, Damián Gallardo Martínez, Leonel Manzano, Adán Mejía López y 25 compañeros del Frente Popular Revolucionario presos políticos detenidos de manera arbitraria por las fuerzas represivas del Estado Mexicano, por lo que responsabilizamos al gobierno estatal y federal de la integridad física y psicológica de los compañeros y de sus familiares.

¿Y quiénes son éstos? Además de los dirigentes formales de la sección 22, se trata de una caterva de sicarios que lo mismo secuestraron a niños, incendiaron automóviles, agredían a ciudadanos que se travesaban en sus marchas. Todos tienen denuncias penales bien fundadas pero como actuaban como sicarios del cartel 22, la 22 los quieren fuera de la cárcel. Están abogando por esos delincuentes, no por la educación.

Otras sandeces en su larguísimo pliego de peticiones, son: la salida inmediata de Aurelio Nuño Mayer de la Secretaría de Educación Pública. La salida de Gabino Cue Monteagudo de la gubernatura del estado. La salida de Moisés Robles Cruz Director General del espurio IEEPO.

FACCIOSO

El documento que presentaron a la SEGOB muestra la cara fascista de los dirigentes de la CNTE. Intolerantes, dogmáticos apegados a la expresión de “estás conmigo o contra mí; debes elegir entre nuestro lado o el otro lado”. Enumeran una larga lista de verdaderos maestros a quienes condenan por no pensar como ellos.

El fanatismo y ambición de estos profes corrobora que lo que azuzan no es un conflicto magisterial como lo tratan de disfrazar. Es un movimiento político alentado por el dueño del partido MORENA del señor MALO (epónimo de su verdadero nombre, Manuel Andrés López Obrador). Es operado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y su brazo golpeador cartel 22, a la que se han sumado sus aliados, más de mil organizaciones “sociales” que se volvieron negocio redituable por las multimillonarias cantidades de dinero que recibían del gobierno como pago por su participación en aquella asonada con que llevaron al poder a Gabino Cue. Una situación similar a la que repiten hoy ¿saben para qué? Para pedir que caiga. En los hechos esto es mero distractor. Su objetivos es que les regresen el control del IEEPO y que les permitan seguir siendo lo de antes: un gobierno paralelo que opere como un régimen corporativo al estilo Mussolini, donde todos tengan su tajada de poder. Poder para cobrar sin trabajar, para traficar con las plazas, los ascensos, para no capacitarse académicamente, para privilegiar la política sindical, imponer el voto gremial y erigirse en el fiel de la balanza en cada elección como lo acaban de hacer para el partido MORENA. Algo que Oaxaca no aguanta más.

NOTA: Por cuestiones de salud, este columnista se ausentará el resto del mes. Espero, a mi retorno, que los días aciagos que padece Oaxaca, hayan menguado. Hasta entonces.