Alberto Ortiz

Tras dos semanas de bloqueos permanentes, comerciantes Unidos de la Central de Abasto solicitaron a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), liberar durante 12 horas al día la carretera federal 190 Oaxaca – México, para permitir el abasto de frutas, verduras y otros productos.

“Ante la incapacidad de las autoridades, les solicitamos primeramente por la vía pacífica que abran la circulación de Oaxaca a la Ciudad de México por lo menos 12 horas al día y con ello estarán permitiendo el paso de nuestra mercancía y dejarán de afectarnos”, indican.

A través de una misiva afirman que han sufrido pérdidas millonarias a causa de la dos semanas de bloqueos, principalmente por el desabasto de productos que les llegan de Tehuacán, la Ciudad de Puebla y la Ciudad de México.

Entre estas; frutas y verduras, flores, pollos y huevo al mayoreo, carne en general y otros insumos básicos para las ventas.

Sin embargo, los comerciantes de la zona comercial más grande del estado advierten “nos reservamos el derecho de tomar otras medidas para salvar el patrimonio de nuestras familias y de cientos de oaxaqueños del Pueblo que dependen de nosotros”.

“Recuerden que somos hermanos y que nuestros mecanismos son igual de contundentes que su lucha”, amagan.

La petición lo realizan comerciantes de la Zona Húmeda, Zona Seca, Zona de Bodegas, Zona de Losas y Mercado Lázaro Cárdenas de la Central de Abasto.

Añaden que las afectaciones también impactan a comerciantes de otros mercados como el Sánchez Pascuas, Paz Migueles, de la Merced, Cuarto Centenario, Benito Juárez y 20 de Noviembre.

Dicen compartir (con la Sección 22 del SNTE), la defensa de la educación pública y la exigencia de que el Gobierno Federal facilite la mejora en la enseñanza de los niños de Oaxaca.

“Reprochamos toda forma de represión del estado hacia el pueblo de Oaxaca y reprobamos también las acciones que, aunque con causas aparentemente justas, dañan nuestra economía y la de la sociedad más pobre del estado”, cierran.