Nueva York. Los precios del petróleo cayeron 5 por ciento este viernes, luego que la decisión de los británicos de dejar la Unión Europea provocó una fuerte aversión al riesgo y una escalada de activos considerados seguros, como el dólar, que podría desbaratar la recuperación de tres meses en los mercados del petróleo.

 

En Londres el contrato referencial para Europa, el Brent perdió 2.50 dólares (4.9 por ciento) a 48.41 dólares el barril. En Nueva York el contrato de referencia para Estados Unidos y América, el West Texas Intermediate (WTI) cayó 2.47 dólares (5 por ciento) a 47.64 dólares por barril.

 

La mezcla mexicana de exportación también perdió y cerró por debajo de los 40 dólares. El barril cedió 1.79 dólares (4.33 por ciento) para terminar en 39.48 dólares, de acuerdo con el precio publicado por Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

Durante la sesión tanto el Brent como el WTI perdieron más de 3 dólares –sobre 6 por ciento–, sus mayores declives intradiarios desde el 18 de abril, cuando una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no logró un acuerdo para congelar su producción.

 

Los mercados financieros estuvieron preocupados por meses por lo que una salida de Reino Unido de la UE podría implicar para el futuro de Europa, pero claramente no habían asimilado a cabalidad el riesgo de un Brexit.

 

El índice dólar saltó un 2 por ciento, su mayor subida en un día desde octubre de 2008, mientras que la libra colapsó a un mínimo de 31 años luego que el primer ministro británico David Cameron, que abogaba por la permanencia en la UE, dijo que dejará su cargo en octubre.

 

Un alza del dólar encarece al petróleo y a otras materias para los tenedores de euros y de otras divisas.

 

Analistas en los mercados de crudo buscaron poner la crisis del Brexit en perspectiva incluso cuando se perdieron 2 billones de dólares en las bolsas globales y aumentaron las compras de oro y bonos gubernamentales.

 

“Este es un evento histórico y no se barrerá debajo de la alfombra muy rápido. Dicho eso, el desconcierto de ahora en los mercados no permanecerá por mucho tiempo. No hay indicios de que los mercados financieros estén ni cerca del colapso que vimos en 2008. El Reino Unido y la UE no van a colapsar próximamente”, dijo Dominick Chirichella, de Energy Management Institute en Nueva York.

 

Algunos analistas dijeron que el barril podría verse más presionado.

 

Los inversores no tuvieron mucho en cuenta el viernes los datos que mostraron que las petroleras estadunidenses redujeron en siete el número de plataformas esta semana, la primera reducción en cuatro semanas.

La Jornada