CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) –

Tres agentes de la Policía Federal , uno de los cuerpos de seguridad más utilizados para el combate a grupos del narcotráfico, fueron asesinados el viernes en Chilapa, Guerrero.

Chilapa se ubica cerca de la escuela de magisterio de Ayotzinapa, a la que pertenecían los 43 estudiantes que desaparecieron en septiembre del 2014 a manos de policías municipales y que el Gobierno cree que fueron asesinados.

Los tres agentes se encontraban vestidos de civil, comiendo en un mercado, cuando los sorprendieron hombres armados que les dispararon, dijo a Reuters una fuente de la Policía Federal.

Lee: Familiares de desaparecidos localizan fosas y restos humanos en Chilapa

La región, disputada por dos grupos de la delincuencia organizada, tiene un alto número de desaparecidos y de personas asesinadas.

Guerrero es el segundo estado con más homicidios en el país, con más de 850 solamente entre enero y mayo de este año, según las últimas cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del gobierno federal.