Madrid. La participación en las elecciones generales que se celebran este domingo en España era de 36.84 por ciento a las dos de la tarde, una cifra ligeramente inferior a la registrada en los comicios del pasado 20 de diciembre, informó el Ministerio del Interior.

España decidirá de nuevo la composición del Parlamento y el futuro gobierno, en los que se prevé de nuevo una fragmentación de los votos que podrían hacer de nuevo ingobernable el país.

Los datos son similares a los de hace seis meses, lo que se traduce en que a las dos de la tarde han votado ya más de 12 millones 500 mil ciudadanos españoles, de los 36.5 millones que están convocados a las urnas.

La región donde más se ha notado el aumento de la participación, de dos puntos porcentuales, es Andalucía, el feudo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y donde también se espera que haya un apoyo masivo al Partido Popular (PP).

En Madrid y Barcelona se registró una pequeña baja en la participación.

Los primeros informes oficiales también confirmaron que hasta esa hora no se ha registrado ningún incidente de gravedad y que todos los líderes de los partidos políticos han depositado su voto por la mañana.

Según los sondes publicados hasta ahora, el derechista Partido Popular (PP, en el poder) será el más votado, pero con un resultado muy lejano de la mayoría absoluta, fijada en 176 de los 350 escaños. El segundo lugar está en disputa entre el PSOE y la coalición de Unidos Podemos (formada por Izquierda Unida y Podemos), y el cuarto para Ciudadanos, el partido emergente de corte ideológico liberal conservador.