Reforma.

OAXACA.- Los profesores que permanecen en los plantones de la CNTE en Oaxaca no se preocupan por su sueldo.

Es depositado a su número de cuenta o lo reciben en cheque.

El truco es sencillo: engañan al IEEPO y se brincan la amenaza de la SEP de despedir a los profesores faltistas.

Desde el pasado 15 de mayo, los profesores suspendieron clases e instalaron un plantón en el Centro de Oaxaca. Pero en la nómina figura un trabajo arduo de 40 horas semanales y, por ende, pagadas con puntualidad.

“El IEEPO no puede registrar esas faltas debido a la complicidad que existe entre los directores de escuelas con los maestros faltistas.

“Entonces, si el IEEPO no cuenta con esas faltas, no puede dejar de pagarles ni mucho menos despedirlos. Ellos ya llevan más de dos meses faltando a trabajar. Además de su sueldo, también tienen premios de la CNTE, premios a futuro, ayudas. Nadie pierde”, reveló un maestro de Oaxaca integrante de la Asamblea Estatal.

Un profesor de secundaria gana, en promedio, de 15 a 18 mil pesos al mes. La cifra se eleva a los 22 mil pesos si tiene una carrera magisterial.

Fuentes del IEEPO aclararon que, si el profesor en paro pertenece al Comité Ejecutivo Seccional (CES), no gana debido a que tienen congelados los pagos.

“Saben que están despedidos; entonces, no tienen que perder y mucho que ganar si se aferran al plantón”, dijo la fuente.

“Hay muchos que les vendieron plazas y que perdieron la ilusión de recuperarla con la reforma educativa, pero ahora, con los acontecimientos de Nochixtlán, se suma al movimiento para ver si le toca aplicar esa plaza”.

No obstante, reconoció que entre los paristas sí figuran maestros que no acuden a trabajar y que cuentan con más de tres faltas y siguen cobrando.