Periódico Reforma .

OAXACA.- Las pláticas entre la sección 22 de la CNTE y la Secretaría de Gobernación no dan mucha esperanza a Moisés Robles, titular del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

El ex asesor del Gobernador Gabino Cué prefiere afianzar la tarea pendiente en el estado y terminar las clases las últimas dos semanas del ciclo escolar.

En entrevista en el restaurante de un hotel alejado del plantón del magisterio, Robles reconoce que los hechos violentos de Nochix-tlán el domingo pasado afectaron el sistema educativo en todo el estado.

Sin embargo, refiere que en Oaxaca la educación aún tiene vida y confía en terminar el ciclo escolar con éxito y hasta en un ambiente festivo en las escuelas, por lo que significa pasar de primaria a secundaria o de secundaria a preparatoria.

Cuestionado sobre si espera algo de las reuniones en la Segob, afirmó que no pueden estar esperanzados a que ocurra algo.

“Somos respetuosos de las instancias federales y de la mesa que se está llevando a cabo; sin embargo, no podemos estar esperando toda la vida que haya una luz, lo vemos bien, en lo que acaba de ocurrir en días pasados respecto a esta mesa de trabajo y de diálogo.

“Sin embargo, no podemos estar esperanzados de que de ahí dependa todo. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo día a día”, respondió.

El funcionario estatal afirmó que esta semana tuvieron una reunión con supervisores en la que sacaron las convocatorias para los cambios de adscripción, por primera vez con reglas claras del IEEPO, sin la injerencia al cien por ciento de la parte sindical, como se acostumbraba.

Aseguró que la reforma educativa se aplica en Oaxaca.

“Tenemos fácilmente más de 2 mil planteles que trabajan con programas de la reforma en diversas partes y ocho regiones. Tenemos los bonos de infraestructura, ya se han levantado los expedientes técnicos con la participación de los consejos, con los comités de participación social, donde están padres de familia y directores.

“Hemos aplicado los exámenes de planes, no como se quisiera, pero ya se llevó a cabo el concurso de promoción, el concurso de ingreso, la evaluación del desempeño, es decir, la reforma en términos prácticos se aplica, que no haya un reconocimiento de aceptación es otro tema”.

A Robles le preocupa la infiltración de grupos sociales en el movimiento de la CNTE y urgió a la sección 22 que más allá del caso de Nochixtlán, su objetivo sea el alumnado.

“Soy sensible. Sé que lo ocurrido el pasado domingo afectó la vida del sistema educativo en ciertas regiones y, desde luego, mi llamado sería a cerrar filas en torno a los niños y concluir con éxito el ciclo escolar. Este ha sido el ciclo escolar que después de 20 años tiene menos pérdida de clases, a pesar de todo.