Juan Vélez

Oaxaca, Oax.- La renuncia consecutiva de dos secretarios del gabinete del Gobernador Gabino Cué Monteagudo, tuvo diversas lecturas entre los diversos actores en la entidad oaxaqueña.

 

 

Y es que el primero en saltar del barco fue el titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), Adelfo Regino Montes, al inconformarse por el uso excesivo de la fuerza en el desalojo de maestros en Asunción Nochixtlán.

 

Después, Daniel Gutiérrez secretario del Trabajo, dejó el cargo al argumentar molestia por la acción de la Policía Federal y Estatal con saldo de al menos ocho manifestantes muertos y cientos de heridos.

 

Sin embargo, la salida precipitada de ambos personajes fue calificada como oportunismo por parte de voces al interior del gobierno del estado, dado que se fueron ya que está por concluir el sexenio.

 

“Porque no salieron cuando se han registrado otras acciones policiales en contra de indígenas o sectores de la población como obreros o trabajadores de gobierno, porqué esperaron tanto”, cuestionaron los consultados.

 

**

 

Regino Montes duró casi cinco años a invitación del gobernador, Gabino Cué Monteagudo.

A través del oficio de renuncia firmada hoy en la ciudad de Oaxaca, el ex funcionario lamentó “los últimos acontecimientos suscitados en diversos municipios y en la que la muerte y el dolor abrazan a familias mixtecas”.

 

“Se abre una vieja herida y un nuevo episodio de crispación entre el gobierno y la sociedad, que nos duele e indigna a todos”, cita la misiva enviada al también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

 

Luego expuso, “ante la grave situación que vive Oaxaca y el país, hoy más que nunca es necesario recordar la máxima juarista; nada con la fuerza, todo con el derecho y la razón”.

 

Afirmó que “toca a usted y al titular del poder ejecutivo federal, la alta y delicada responsabilidad de suspender de manera inmediata el uso de las fuerzas públicas e iniciar urgentemente un proceso de diálogo con el magisterio y sociedad civil, a fin de dar solución a las causas del conflicto que vivimos”.

 

Y subraya que: “desde la sociedad civil y el movimiento indígena seguiremos contribuyendo a la construcción de una sociedad justa y democrática, en la que realmente Oaxaca sea la casa de todos y todas”.

 

Regino Montes fungió como asesor del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (CNTE) en los diálogos de San Andrés Larráinzar, sobre derechos y cultura indígena y participante activo de Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas.

 

**

A su vez, Daniel Gutiérrez Gutiérrez renunció ayer al cargo de secretario del Trabajo del gobierno del estado, al mostrar inconformidad por los hechos violentos registrados en Asunción Nochixtlán el pasado domingo.

 

La salida del funcionario estatal se sumó a la dimisión del ex asesor del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, Adelfo Regino Montes como secretario de Asuntos indígenas en la actual administración.

 

“En congruencia con mis ideales y convicción de no ser cómplice de acciones autoritarias que reprimen y asesinan a oaxaqueños que defienden sus derechos a pesar de la cerrazón del gobierno federal a toda posibilidad de diálogo”, dijo en su escrito dirigido al gobernador.

 

Así mismo estableció que “no puedo legitimar acciones federales que han enfurecido a Oaxaca”.

 

Gutiérrez, agradeció la oportunidad otorgada para trabajar para el pueblo oaxaqueño, “donde me desempeñé con estricto apego a la ley y la defensa de los derechos laborales”.

 

“Me permito presentar mi renuncia con carácter de irrevocable al puesto de Secretario del Trabajo”, signa.

 

Los acontecimientos registrados el pasado 19 de junio en diversas zonas de esta entidad, que atentan contra la soberanía y garantías del pueblo de Oaxaca, ponen en entredicho el papel de la labor gubernamental de garantizar la libertad y derechos de los ciudadanos”, establece la misiva.

 

Sin embargo, varios sectores lamentaron la falta de congruencia de ambos personajes dado que privilegiaron su interés personal a la responsabilidad en el cargo conferido por Cué Monteagudo.

 

“Son personas que carecen de valor y lealtad, dado que a la primera oportunidad saltaron del barco y mostraron que no les importa Oaxaca, sino sus bolsillos y futuro político”, concluyeron.