Oaxaca.— En la aplicación de la reforma educativa no hay marcha atrás en el magisterio oaxaqueño, advierte Moisés Robles Cruz, director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), quien señala que a la par del proceso de diálogo que inició el 22 de junio la disidencia y el gobierno federal, el proceso de baja de mil 700 maestros faltistas está en curso.

 

 

Pese a las condiciones que enfrenta la entidad ante bloqueos y movilizaciones, en entrevista con EL UNIVERSAL garantiza que al finalizar este ciclo escolar los estudiantes obtendrán sus documentos oficiales.

 

Considera que si existe la disposición por parte de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para llegar a verdaderos acuerdos en la mesa de diálogo que iniciaron con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, el proceso se logrará, pero si buscan mantener sus intereses del pasado, no existirán las condiciones para la distensión del conflicto en la entidad.

 

Reitera que en este contexto, la aplicación de la reforma educativa en el estado sigue su curso. Deja en claro que el instituto que encabeza no tiene la intención de despedir a profesores, sólo se quedarán los que quieran estar en las aulas y los que no “se irán a la calle”.

 

“Le apostamos al entendimiento, si hay un ánimo verdadero por parte de las dirigencias sindicales que acuden a Gobernación, si hay un ánimo legítimo de querer luchar por la educación, se podrá avanzar”, apunta.

 

Detalla que hasta el momento se tiene un procedimiento administrativo contra mil 700 profesores por acumulación de faltas; sin embargo, tienen derecho a una audiencia y presentar un justificante oficial, si es que lo tienen.

 

Los expedientes están abiertos, se dio una prórroga para que se defiendan, “pero si siguen renuentes a obedecer la norma, la ley general señala que serán separados del servicio sin responsabilidad para el estado”.

 

Indica que a pesar del escenario que se vive en la entidad, el ciclo escolar que está por concluir el próximo 15 de julio ha sido el que más día de clases ha tenido luego de 23 años.

 

Señala que parte de la estrategia del IEEPO es la recuperación del tiempo perdido respecto al cumplimiento de los planes de estudio de los colegios que no abren desde el 16 de mayo; además de la digitalización de los documentos oficiales que agiliza la entrega. Reconoce que “no hay marcha atrás porque tenemos una gran cantidad de padres de familia, docentes y la sociedad civil que estarían en desacuerdo si pusiéramos un freno a la reforma [educativa]”.

El Universal