Ciudad de México. En medio de reclamos por la falta de pago del 35 por ciento del salario a los maestros con resultados destacados en la evaluación del desempeño, el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, rechazó que la reforma educativa esté en riesgo, pero reconoció que es necesario hacer “mejoras” en sus procesos.

 

 

Agregó que al ser la reforma educativa un proceso “inédito, trajo molestia e incertidumbre, y esos procesos se pueden y deben mejorar, sobre todo para lo que viene, planes y programas de estudio”, pues advirtió que si no se realiza de forma adecuada, “podría generar otra discusión y perder tiempo”, pero insistió en que el ciclo legal de la reforma “ya está cerrado”.

 

 

 

Durante la entrega de créditos especiales y certificados de vivienda a maestros destacados, el dirigente magisterial afirmó que lo que está en disputa es la visión del sistema educativo que se pretende construir, “y esa es la decisión que hay que tomar. Sí a las prestaciones, a los derechos, a un sindicato fuerte, pero está en riesgo y en juego el destino del país”.

 

 

 

Y afirmó que hay quienes “buscan primero desestabilizar el sector educativo, luego asaltar el sindicato, y desde ahí promover el asalto a un modelo de país que no es el que queremos ni necesitamos”.

 

 

 

Ante maestros que solicitaban información sobre su pago y el por qué, pese a haber obtenido los resultados más destacados en la evaluación del desempeño que se aplicó en noviembre pasado, no han recibido beneficio salarial alguno, Díaz de la Torre demandó que los gobiernos estatales impulsen una campaña para informar sobre la certeza laboral, la cual, insistió, no se ve afectada por la reforma educativa.

 

 

 

Sin embargo, debió explicar ante más de uno de los docentes que se inconformaron por la falta de pago, y quienes incluso sostuvieron que los beneficios que promete la reforma son una “farsa”, que habrá recursos públicos para cubrir esta demanda, pues también exigió a los legisladores que en la elaboración del Presupuesto Federal de Egresos 2017, se contemple el pago de este beneficio a los 150 mil profesores que, aseguró, participarán en la evaluación del desempeño en noviembre de este año.

 

 

 

El dirigente del SNTE se comprometió a gestionar una “fecha límite” para que se concrete la entrega de los recursos, y señaló que “lo ideal” sería que se concretara antes del cierre de este ciclo escolar.

 

 

 

Reunidos en el Centro Cultural del México Contemporáneo, y ante el subsecretario de Planeación, Otto Granados, Díaz de la Torre también afirmó que “sólo hay intereses mezquinos” en quienes impiden el abastecimiento de alimentos en Oaxaca, y daña los derechos de los niños, la imagen de los maestros y debilitan al SNTE.

La Jornada