El Gobierno de Chiapas llamó a la población a evitar compras de pánico de gasolina que presionen las ventas de la misma.

 

 

Esto ocurre luego de que el martes las gasolineras lucieran abarrotadas por cientos de automovilistas y los dueños de las mismas anunciaran este miércoles que podrían sufrir un desabasto.

 

La preocupación por la gasolina comenzó desde que los maestros de la CNTE anunciaron bloqueos indefinidos y permanentes, afectando sobre todo a Tuxtla Gutiérrez.

 

Hasta ahora, Pemex no ha informado cuál es la situación que prevalece en las gasolineras del estado y si se reportan cierres. Sin embargo, según dirigentes de expendedores del combustible, el desabasto de gasolina en Chiapas es de 95 por ciento.

 

En tanto, la administración estatal pidió a los maestros a privilegiar el diálogo en el marco de sus protestas y levantar los bloqueos carreteros, para evitar “más afectaciones a la vida económica y productiva de la entidad”.

 

El secretario general de Gobierno de Chiapas, Juan Carlos Gómez Aranda, dijo que la vía del diálogo, que ya se estableció, es la mejor herramienta para encontrar soluciones.

 

Subrayó la convicción de que el magisterio pueda replantear sus protestas, sin afectar el libre tránsito y los derechos de la ciudadanía.

 

Por otra parte, Gómez Aranda afirmó que no hay riesgo de desabasto de alimentos ni de medicinas.

 

El funcionario estatal sostuvo que los chiapanecos esperan de los maestros señales de apego al sentimiento social de frustración e incertidumbre frente a un conflicto que ya tiene un cauce para encontrar soluciones a sus planteamientos. (Con información e imágenes de Gustavo Caballero desde Tuxtla Gutiérrez)

 

Aristegui