Ciudad de México. Convocados por Mexicanos Primero, la organización que preside Claudio X. González Guajardo, dirigentes de organismos empresariales y civiles, constituyeron un Frente para la Defensa del Derecho de los Niños a Aprender, condenaron el bloqueo en carreteras realizado por la disidencia magisterial en el estado de Oaxaca y exigieron a los gobiernos federales y locales garantizar la educación en esa entidad.

Si bien Juan Pablo Castañón, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), calificó como “legítima” la defensa que la Sección 22 de la CNTE hace de sus agremiados, sostuvo que el conflicto debe resolverse mediante el diálogo.

 

Acusó que en la capital oaxaqueña se vive “un toque de queda virtual” porque el suministro de luz y gas se suspende a las 8 de la noche y “no puede ser que muchas comunidades de más de 200 mil personas estén secuestradas porque los accesos están bloqueados por sólo 70 y muchísimas microempresas están por cerrar porque no pueden pagar sueldos y otras los están pagando cada tercer día”.

 

En 45 días de bloqueos y plantones en Oaxaca se ha agravado el desabasto de víveres, gasolina e incluso de dinero en cajeros automáticos, se han desplomado las ventas y la ocupación hotelera apenas llega a 5 por ciento en vísperas de que se realice la fiesta de la Guelaguetza, indicó a su vez Miguel Gallardo, director de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Un huevo llega a costar 10 pesos y el litro de gasolina se comercializa entre 40 y 50 pesos, ejemplificó.

Tras lamentar el enfrentamiento en Nochixtlan, Claudio X González sentenció: “No podemos permitir que un operativo fallido dé al traste con el cambio de sistema educativo más audaz que se ha realizado en México. Los niños son los grandes olvidados. Tenemos dos alternativas: ceder a los abusos u optar por el cambio por los niños de Oaxaca”.

 

El Frente recién conformado lanzó un llamado a la sociedad en general para que con su firma apoye la iniciativa lanzada en el portal chance.org con el nombre DefendamoslaEducacionenOaxaca.

La Jornada