*Reprueba Congreso de Oaxaca en productividad

Alberto Ortiz

 

La LXII Legislatura local se ubica en el sexto lugar como uno de los congresos con alto presupuesto anual (600 mdp), mientras que alcanza únicamente el 58% de efectividad legislativa y aprobación de iniciativas, reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

 

De acuerdo al Informe Legislativo 2016, los congresos locales del país, son los más costosos e ineficaces, toda vez que al menos para Oaxaca cada diputado percibe en promedio anual hasta 14.4 millones de pesos.

 

Oaxaca se ubica por debajo de Sonora, Veracruz, Jalisco, Estado de México y la Ciudad de México en asignarse un presupuesto por año superior a los 600 millones de pesos.

IMCO, señaló que los Congresos sesionan en promedio 70 días y en muchos casos aprueban iniciativas enviadas en su mayoría por los gobernadores y no las de los congresos, en el estado hay en la congeladora poco más de 600 iniciativas.

 

La organización de la Sociedad Civil, llamó a los diputados locales a ejercer un presupuesto austero, así como a cumplir con su función legislativa, apegarse a los presupuestos y ejercerlos de manera transparente así como a evitar aumentos desproporcionados de los mismos.

 

De acuerdo con el Instituto Mexicano Para la Competitividad (IMCO), la Cámara de Diputados local sólo sesiona una vez a la semana en cada periodo ordinario y cada dos en periodos cuando está instalada la diputación permanente.

 

En el país existen mil 125 diputados locales cuya función es expresar y proteger los intereses y demandas de los ciudadanos, añade.

 

Sin embargo, hoy no existe información clara y completa sobre la labor de los congresos locales, por lo que no podemos conocer ni medir su desempeño, afirma IMCO.

 

“Esto explica en parte la desconfianza de los ciudadanos frente a su congreso, ya que solo 17% de los mexicanos se siente representado por su Congreso de acuerdo con el Informe Latinobarómetro 2015”, destaca el Informe.

 

El número de sesiones de pleno de cada congreso es una aproximación del trabajo legislativo. En 2015, el promedio anual de sesiones de los 32 congresos locales fue de 70 sesiones.

 

Los congresos de Durango, Nuevo León y Zacatecas fueron los que más sesionaron con 111, 104 y 103 sesiones respectivamente. Mientras que los que menos sesionaron fueron los de: Baja California Sur, Querétaro, Aguascalientes y Oaxaca con 37, 37 y 29 sesiones, expone.

 

Indica que los congresos locales son una pieza fundamental en el sistema de pesos y contrapesos, sin embargo, en 22 congresos locales se aprobaron más del 80% de las iniciativas del gobernador y de esos estados ocho congresos aprobaron el 100%.