‘‘Es falso que haya desabasto’’ de alimentos en Oaxaca, aseguran comerciantes de mercados de la capital del estado y del Istmo de Tehuantepec, donde se concentra la mayoría de bloqueos que efectúan integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

 

El propio encargado de la gerencia de Diconsa en la entidad, Omar Hernández, reportó que de las 2 mil 457 tiendas que la empresa tiene en el estado, mil se encuentran surtidas a 70 por ciento y se concentran mayormente en las regiones Istmo y Mixteca.

 

‘‘La mercancía continúa entregándose a todos los puntos y para evitar los bloqueos carreteros iniciamos la entrega de producto por las noches e incluso se han hecho en lanchas o mediante burros.’’

 

En un recorrido por mercados de Valles Centrales, donde está la capital del estado, se pudo apreciar gran cantidad de verduras, frutas y legumbres; los locatarios aseguraron que lo que se ha publicado en algunos medios de comunicación ‘‘no son más que mentiras, ya que no existe desabasto’’.

 

Si bien la comida no está llegando tan seguido, o en las cantidades habituales, sí ha habido alimentos, afirmó un vendedor de frutas del tianguis de la calle Baca Calderón; indicó que sí hubo algunos problemas para conseguir productos, principalmente entre el 19 y 21 de junio, luego de los enfrentamientos entre las policías Federal y estatal contra manifestantes de Nochixtlán y Hacienda Blanca.

 

Durante esos días los transportistas no querían entrar a la entidad, por lo que los productos escasearon un poco; los que se aventuraron a las carreteras lograron hacer llegar sus mercancías, pero a un precio mayor, lo que obligó a los vendedores a elevar los costos; sin embargo, estos precios bajaron a medida que se normalizó la situación.

 

Algunos locatarios señalaron que los proveedores han tenido algunos problemas, ya que los bloqueos carreteros o retenes hacen que demoren mucho; sólo de Puebla a Oaxaca han llegado a tardar hasta 12 horas, además de tener que dar cooperación en cada retén o una caja del producto para poder pasar.

 

Juan José Galguera, gerente de la planta de leche Liconsa en Oaxaca, informó que en los Valles Centrales sólo hubo desabasto el 20 y 21 de junio, pero actualmente en las 188 lecherías de la capital y pueblos conurbados hay abasto sin contratiempos. En cambio, dijo en entrevista, desde el 13 de junio no se han podido realizar las entregas de 39 mil 638 cajas de leche en polvo de un total de 52 mil 340.

 

En la Central de Abasto 2 de Noviembre de Juchitán, formada por unos 350 locales que venden al mayoreo y menudeo productos de primera necesidad como huevo, azúcar, frutas y verduras, carnes y mariscos, los comerciantes manifestaron que no hay desabasto, sólo demora en la entrega de productos de parte de los mayoristas.

 

Antes del conflicto, los distribuidores, en su mayoría provenientes de Puebla, para poder llegar a Juchitán pasaban por Veracruz y cruzaban Matías Romero. Actualmente, al llegar a Acayucan, Veracruz, toman la carretera al estado de Chiapas y cruzan Zanatepec y finalmente arriban a Juchitán. Esto provoca demoras.

 

La Jornada