IGAVEC/

Huajuapan de León, Oax.- Nadie sabe lo que pasara en las próximas horas, todos se sorprenden con la salida de la policía municipal a las calles, con mucho cuestionamiento miran a los edificios y monumentos dañados, por un grupo anarquista que solo demandó justicia tras la muerte de un hermano, hijo y amigo; hoy Huajuapan respira la tensa calma y ante la alerta de lo que paso en esta semana se pueda recrudecer.

 

 

Ya no hay bloqueos, ni aquellas veladoras que se colocaron en ofrenda en el corredor municipal a los más de 11 muertos tras el enfrentamiento en Asunción Nochixtlán; en aquel monumento que los aspirantes a la presidencia municipal de Huajuapan cuestionaron por el despilfarro de recursos ni la pintura más cara pudo borrar el odio y rencor que se generó por un grupo de jóvenes tras el asesinato de Salvador Olmos García.

Para el sector empresarial, a decir de Oscar Alfonso Pérez García, presidente de la Canirac en la Ciudad, la esperanza para que haya más movimiento de efectivo recae en una Expo Feria, cuyo itinerario también ya fue cuestionado por la ciudadanía, ya que año con año se traen artistas de importante magnitud y no se toman en cuenta los hechos que se debieran resaltar.

En tanto, quienes ya comenzaron a respirar después de varios días sin trabajar, son las líneas de transporte hacia la capital del Estado, quienes pese a pasar por un camino de terracería en el bloqueo de Asunción Nochixtlán, prestan el servicio a la población en general, para poder sostener a sus familias, pero sobre todo trasladar a cientos de personas hacia el centro de Oaxaca.

Todo mundo está a la expectativa delo que pueda suceder en las próximas horas, y del resultado que den las mesas de negociación en la Ciudad de México con el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong con los familiares de los lesionados y asesinados en Asunción Nochixtlán, así como de los líderes de la SNTE y CNTE.

Hace poco, el sector empresarial puso en marcha en Huajuapan, un latón de cerveza conmemorativo al Jarabe Mixteco, como medida emergente para combatir los efectos que ha dejado el estallido social en contra de un gobierno estatal que prometió paz y progreso, sin embargo, durante los últimos cinco años prevaleció un clima de inestabilidad social.

Huajuapan poco a poco está recobrando su tranquilidad en vísperas de la última expo feria de un gobierno de coalición entre el PAN y PRD, y a su vez a la espera de la transición de una administración del PRI, de la cual su triunfo fue reñido ya que por 11 votos el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), entregó la constancia de mayoría a Martín Aguirre Ramírez.