Excelsior.

POR: JORGE RAMOS

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) advirtió ayer que la economía mexicana podría desacelerarse más de lo previsto, según resultados de sus indicadores Manufacturero y No Manufacturero, los cuales retrocedieron en junio respecto de su nivel del mes inmediato anterior, lo que podría ser una señal de que comienzan a encenderse “focos rojos”, dijo el organismo.

Informó que el Indicador IMEF Manufacturero, reflejo cercano de la actividad exportadora, “se desplomó” 3.9 por ciento, al ubicarse en 47.5 unidades, con lo que registró la segunda caída más pronunciada en su historia, después de la observada en noviembre de 2008.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero, reflejo cercano del mercado interno, registró una “caída vertiginosa” de tres puntos, la mayor en toda su historia también, al ubicarse en 47.8 unidades.

Las magnitudes de las caídas del Indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero en junio pudieran estar anticipando una desaceleración en la actividad económica mucho mayor a lo previsto en meses pasados”, advirtió el IMEF, organismo que tituló su análisis “¿Focos Rojos?”.

Pendientes

Sin embargo, aclaró que los resultados de sus indicadores pudieran ser “datos aberrantes” de un solo mes, por lo que habrá que estar muy atentos a los niveles que se reportarán en los siguientes meses, para ver si es el comienzo o no de una nueva tendencia marcada a la baja.

A detalle

La evolución del Indicador IMEF Manufacturero en junio se explica por caídas mensuales en cuatro de sus cinco subíndices: el de nuevos pedidos retrocedió 3.5 puntos, el de producción 7.8 puntos, el de empleo 4.1 puntos y el de inventarios 3.4 puntos.

El IMEF llamó la atención sobre el subíndice de producción, cuya caída de 7.8 puntos es la más pronunciada en su historia y supera ampliamente las registradas en 2008 y 2009, años de la Gran Recesión.

Por su parte, la disminución de la evolución del Indicador No Manufacturero durante junio se debió a las disminuciones registradas en sus cuatro subíndices: el de nuevos pedidos retrocedió 4.8 puntos, el de producción 5.0 puntos, el de empleo 1.2 puntos, y el de entrega de productos 0.2 puntos