REFORMA / Redacción

Cd. de México (03 julio 2016).- Pese al ultimátum dado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la CNTE no cede en sus bloqueos.

Ayer, docentes de la Sección 22, de Oaxaca, mantuvieron cerrados al menos 15 puntos carreteros en las regiones de Valles Centrales, Sierra Juárez, Cañada, Papaloapan, Istmo, Costa y Mixteca.

En el Istmo se cumplieron 21 días de bloqueos que han afectado el abasto de alimentos y combustibles.

El viernes, Osorio Chong advirtió que “en breve se estarán tomando las decisiones para permitir el tránsito en vías estratégicas y el abastecimiento de las comunidades”.

Aun así, ayer los maestros acordonaron la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, donde se efectuaría una nueva evaluación que finalmente fue pospuesta.

Los profesores de la Sección 22 en Oaxaca no sólo no levantaron los bloqueos que mantienen en varias regiones de la entidad, sino que reforzaron algunos ante la posibilidad de que se produjera una tentativa de desalojo por parte de las fuerzas federales.

De acuerdo con reportes locales, la disidencia aumentó su presencia en el bloqueo a la Autopista Puebla-Oaxaca a la altura del poblado de Nochixtlán.

Más tarde, integrantes de la Sección 22 exigieron el cese de medidas represivas en su contra y acusaron que los Gobiernos estatal y federal, en complicidad con el sistema bancario, han impedido la ayuda económica a los familiares de los muertos y heridos de Nochixtlán.

En Chiapas, abrieron un carril del Puente Internacional Talismán-Guatemala, tomado desde el lunes, pero mantuvieron bloqueos intermitentes en el puente Suchiate 2, lo mismo que en Ciudad Cuauhtémoc.

En esos puntos aún permanecen varados camiones de carga que mueven mercancías entre México y Centroamérica.

El magisterio chiapaneco cumple hoy 50 días en paro de labores en protesta contra la reforma educativa.