Noticias MVS

El líder parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, criticó la falta de capacidad del gobierno federal, para recuperar de inmediato las vías de comunicación en Oaxaca y Chiapas, y restablecer la normalidad en dicha región.

El Ejecutivo Federal debe mantener el diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a fin de resolver el conflicto magisterial, pero sin someter a negociación la ley, planteó el líder parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, Marko Cortés.

El legislador aprovechó para criticar la falta de capacidad del gobierno federal, para recuperar de inmediato las vías de comunicación en Oaxaca y Chiapas, y restablecer la normalidad en dicha región.

La bancada del Partido Encuentro Social (PES) en San Lázaro coincidió en que es urgente hacer cumplir la ley en sus términos y hace respetar el libre tránsito y valer las garantías individuales de los ciudadanos, para lo cual es preciso poner fin a los bloqueos

de la disidencia magisterial en carreteras y zonas de acceso a los estados señalados.

El coordinador Alejandro González señaló que sin romper el diálogo, es necesario abrir las vías de entrada a los estados señalados.

Asimismo, llamó a las fuerzas políticas y ciudadanos a pedir a la disidencia magisterial que retiren los bloqueos y sin romper el diálogo con el Ejecutivo Federal, permitan que la situación en la región señalada regrese a la normalidad.

En primera instancia, el coordinador panista insistió en que la autoridad debe mantener el diálogo con los grupos sociales inconformes, pero no pueden negociar la ley, mucho menos cuando se trata del derecho de los niños a la educación y de las personas a la propiedad y el libre tránsito.

Cortés Mendoza señaló que se pide hacer valer la ley y ejercer la fuerza pública pero con apego a los derechos humanos.

“Es inaceptable que estados como Oaxaca y Chiapas sean aislados, provocando desabasto en combustibles e incremento de precios en alimentos, vandalismo y saqueos en los comercios, por la incapacidad demostrada del Gobierno para abrir las vías de comunicación y garantizar la paz en esas entidades; eso es incapacidad para gobernar”, dijo.

El líder de los diputados federales del PAN refrendó su respaldo a la reforma educativa, herramienta que permitirá abatir rezagos en el aprovechamiento de los estudiantes; mejorar sus capacidades en lenguaje, comunicación, matemáticas y español; profesionalizar a los maestros y reducir los índices de deserción, entre otros elementos.

En tanto, el coordinador del PES, subrayó que por los cauces que hay tomado, las acciones de la CNTE ya no tienen nada qué ver con el tema educativo, por lo que es momento de hacer valer el derecho de los ciudadanos al libre tránsito.

González Murillo insistió en que es preciso evitar más actos violentos y mantener abiertas las mesas de diálogo, pero la CENTE también debe permitir la libre entrada y circulación por los estados de Oaxaca y Chiapas.

Manifestó que los derechos humanos de todos los mexicanos deben respetarse, de modo que los miembros de la CNTE tienen libertad de inconformarse por la reforma educativa, así como los ciudadanos al libre tránsito, pero los actos violentos y la afectación a terceros, son inadmisibles.

Enfatizó que es urgente restablecer el estado de Derecho en el sureste mexicano, pues las acciones del magisterio disidente, las cuales se llevan a cabo desde hace semanas, impiden el suministro de alimentos, productos básicos y otros bienes y servicios en esa zona.