Oaxaca.- Ante las altas temperaturas que se han registrado, es prioritario reforzar actividades de prevención para evitar infecciones diarreicas como lo son; lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño o al cambiar un pañal, desinfectar frutas y verduras, así como tapar y conservar los alimentos a determinada temperatura.

 

 

Así lo indicó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Daniel López Regalado, quien recordó que la desinfección del agua mediante cloración o hervor es una medida fundamental para prevenir las enfermedades gastrointestinales.

 

Detalló que los padecimientos estomacales representan el 20 por ciento de la demanda de consultas en la institución y es que la diarrea es una de las primeras causas de malestar en menores de cinco años, quienes presentan entre dos y cuatro episodios al año, además de que ocupan el diez por ciento de las hospitalizaciones pediátricas.

 

Informó que en lo que va del año, en la región, se han notificado 13 mil 19 casos de enfermedad infecciosa intestinal, la región de Valles Centrales ocupa el primer lugar, seguido del Istmo.

 

Explicó que el padecimiento es causado principalmente por agentes infecciosos de tipo viral, bacteriano o parasitario, por lo que la transmisión es por vía fecal-oral al consumir alimentos o agua contaminada y una de sus principales complicaciones es la deshidratación, es por ello que destacó la importancia de ingerir Vida Suero Oral (VSO) en casos de diarrea.

 

Recordó que como parte de la política en materia de salud por el gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo, y el encargado del despacho de los SSO, Héctor González Hernández, la prevención es el arma principal para salvaguardar la salud de la población.

 

Indicó que ésta es una enfermedad intestinal, generalmente infecciosa y autolimitada, que se caracteriza por evacuaciones líquidas y frecuentes (tres o más en 24 horas).

 

Asimismo, sostuvo que los signos de deshidratación y otros de alarma por este cuadro clínico son: sed intensa, poca ingesta de líquidos y alimentos, numerosas defecaciones líquidas, fiebre, vómito y sangre en las excreciones.

 

Por último, exhortó a los padres de familia para que vigilen la higiene de sus hijos con lavado de manos y la ingesta de alimentos libres de bacterias, y ante cualquier síntoma acudir de inmediato a su centro de salud más cercano.