Oaxaca, Oax.  Alrededor de 12 mil 500 empleos directos del sector hotelero se encuentran “tambaleándose” en Oaxaca, mientras que un promedio de 2 mil 700 trabajadores han sido despedidos de diversos giros, esto a raíz del plantón y bloqueos carreteros que han afectado la capital oaxaqueña y el estado.

 

 

 

Representantes de las diversas Cámaras empresariales han reportado a partir del 15 de mayo a la fecha un importante número de  despidos, además de descuentos y reducciones de horas de trabajo debido a cierres de negocios, perdidas económicas, entre otros factores.

En el estado hay un promedio de 199 mil 875, número de trabajadores asegurados en el IMSS de los cuales 17 mil 209 son del rubro de la  construcción, 17 mil 445 restaurantes y 9 mil 249 del sector transporte.

Estamos de la “chingada” fue la expresión  de uno de los encargados de  uno de los comercios  ubicados sobre la Calle de Armenta y López en el centro histórico, el cual luce vacío. Los demás desiertos, llenos de basura,  con las entradas cerradas debido a la colocación de mantas desde el 15 de mayo a la fecha.

La Secretaría de Turismo  y Desarrollo Económico (STyDE) no ha dado a conocer el monto al cual ascienden las pérdidas ocasionadas a raíz de esta problemática, lo cierto es que los diversos sectores económicos se han declarado “sin oxígeno” porque no tienen habitaciones ocupadas, hay cancelaciones en las reservaciones y a los empleados no se les puede pagar un sueldo completo.

Esther Merino Badiola, Presidenta de la Alianza Empresarial de Oaxaca, destacó que de 800 empresas agrupadas en este sector generan alrededor de  2mil 300 empleos, de los cuales se han perdido el 50%.

Mencionó que son varios los negocios, los que  prefieren cerrar ante la falta de clientes  y de seguridad en  el centro. Por ello  presentaron ayer  una queja ante la Defensoría de los  Derechos Humanos del Pueblo de  Oaxaca por la dilación  en la actuación y la omisión que ha mantenido el gobierno estatal ante esta problemática que vive Oaxaca.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca, Juan Carlos Rivera Castellanos, destacó que  si bien es difícil que en el sector turístico se registren despidos, porque la curva de aprendizaje es muy grande y realmente sale más caro contratar después a nuevo personal es que se hacen recortes de los turnos y horas de trabajo.

Tampoco se  ha podido cubrir la parte de las cuotas obrero-patronales de los trabajadores porque no hay ingresos a ninguno de los comercios y en ese sentido han sido demasiado afectados.