Oaxaca, Oax. A escasos días de que se implementó a nivel nacional el nuevo sistema de justicia penal, en Oaxaca no se garantiza el acceso equitativo de este para el sector indígena alertaron expertos en el tema.

 

 

Tomás López Coordinador del Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción (CEPIADET),creada por profesionistas indígenas, señaló que el reto de este nuevo sistema es mayúsculo en una entidad con un 67.7 de población indígena.

 

Consideró que si bien hay avances en este sistema, también mantiene deficiencias para un sector que se debe priorizar como grupos vulnerables, a quienes se les debe aplicar la justicia con todos los elementos con transparencia.

 

¿Qué es el sistema de justicia Penal?

 

El Nuevo Modelo de Justicia Penal protege los derechos de las víctimas y la presunción de inocencia y transforma y fortalece las instituciones para que sean más eficientes y transparentes.

 

La Reforma de Justicia en México, es considera la más importante de los últimos 100 años. La Reforma Penal es la más profunda transformación que se ha hecho en materia de justicia en 100 años de historia nacional, porque transforma las leyes y con ello las funciones de quienes tienen la responsabilidad de procurar e impartir justicia.

 

Al respecto, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Alfredo Lagunas Rivera, dijo que en Oaxaca si bien hay una suficiencia de jueces para atender los temas penales, civiles, mercantiles, reconoció que hay insuficiencia de otras herramientas.

 

Y es que dijo que en cuanto a los recursos, estos siempre hacen falta y es el temor es que están por culminar los 9 Centros de Justicia, aunque en realidad la meta son 23.

 

Tomás López, insistió que para que los indígenas puedan tener acceso equitativo a este esquema se debe contar con Defensores con conocimiento de lengua y escritura de las variantes indígenas.

 

Y es que actualmente, Oaxaca se encuentra en completo rezago en tema de intérpretes y traductores, ya que deberá contar con intérprete acreditado y en el tema del defensor con conocimiento solamente hay 11 defensores a nivel fedeal y 16 a nivel local.

 

Ante este rezago, se considera que es elemental voltear a ver el sistema de justicia de los propios pueblos, donde deben existir defensores que en las propias comunidades se retome la necesidad de solucionar los delitos considerados de no gravedad.

 

Explicó que con este nuevo escenario es muy importante para que los pueblos puedan resolver sus conflictos y esto se está repitiendo a nivel nacional como sucedió en su momento con el sistema de justicia adversarial en las comunidades.

 

“No es suficiente hace falta mucho más, toda la parte procesal y seguir formando a jueces e intérpretes”, dijo el coordinador de la Asociación Civil.

 

Llamó a que las autoridades no vean a la comunidad indígena como un sector vulnerable sino  con una autoridad y de par a par voltear a ver comunidades como actores de un sistema democrático.