IGAVEC/

Huajuapan de León, Oax.- A pesar de que en la región Triqui no se han presentado más hechos de violencia que causaron la muerte de muchas personas, la desaparición de otros y algunos desplazados, la zona permanece vigilada por los mismos habitantes quienes no permiten la presencia de las corporaciones policiales.

 

 

 

Fue a partir del año 2008 y el 2010, con la emboscada a la caravana humanitaria que pretendía entrar a San Juan Copala en la cual murieron el finlandés JiryJaakola, Bety Cariño originaria de la Mixteca, 18 comunidades de la zona determinaron restringir el acceso a las mismas, a fin de que la región ya no sea militarizada y menos controlada por el Gobierno.

Eleazar Osorio, dirigente de Rastrojo, Copala, quien a su vez manifestó que lo que buscan con este acuerdo es respetar la paz y tranquilidad de la región triqui, mencionó que debido a los hechos registrados en años pasados, ingresaron cuerpos de seguridad y personas extrañas, lo cual dejo un clima de inseguridad, a demás de inestabilidad social.

Señaló que quienes firmaron el acuerdo para la vigilancia de los accesos fueron las localidades de Ojo de Agua, San Juan Copala, Rastrojo, Cuyichi, Rio Metate, Llano de Nopal, Lázaro Cárdenas, Rio Humo, Rio Venado, Rio Lagarto, Cerro Pájaro, San Miguel Copala, Pino, Suárez, por mencionar algunas.

“El acuerdo no se basa es restringir el paso de comerciantes, además de órganos de gobierno a las localidades, si no que estas, antes de ingresar, nos den a conocer cuál es el objetivo de su visita, además de que personas van a tratar y el tiempo de su estancia, por varias décadas nos han puesto la etiqueta de ser una zona violenta, por lo que con esto queremos evitar se susciten hechos que causen incertidumbre”, dijo.

Mencionó que el acuerdo fue emitido por parte de las autoridades máximas de la zona, quienes son señores caracterizados, lideres, comisariados de bienes comunales y por último los agentes municipales, quienes tuvieron que hacer valer la exigencia de los pueblos, y quienes demandaron que personas extrañas no ingresen a las poblaciones de la región.

Ante ello pidieron la comprensión, a fin de que antes de ingresar a la zona de Copala, se les informe cual será el objetivo de su visita, a fin de que a las personas que lleguen se les garantice su seguridad durante su estancia.