El director de seguridad de La Carrera Panamericana 2016, Carlos Cardero, anunció que debido al conflicto magisterial por parte de integrantes de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) peligra la arrancada y el paso por la entidad de oaxaqueña de la competencia de autos clásicos tipo rally más importante del mundo.

 

 

El arranque oficial de este año, programado de Bahías de Huatulco, podría ser cancelado de mantenerse en las siguientes semanas el conflicto magisterial, pues, aunque para el mes de octubre el conflicto estuviera resuelto. La carrera de autos tiene una logística de meses que se tiene que atender de inmediato, por lo que será en los subsiguientes días cuando se defina la situación.

Adelantó, que Puebla podría ser la la entidad con mayores probabilidades de sustituir a Bahías de Huatulco como punto de arranque. Así también quedaría fuera la ciudad de Oaxaca como meta de la primera etapa y el arranque de la segunda, para evitar el paso por Asunción Nochixtlán.

La justa motora oriponeginalmente está planeada para tomar salida en Huatulco, en la región de la Costa, para trasladarse a la ciudad de Oaxaca de Juárez y concluir así la primera etapa; al siguiente día la segunda etapa tomaría salida aquí para dirigirse por la carretera federal a Nochixtlán, sin embargo, las rencillas protagonizadas por la CNTE obligan a los organizadores a replantear nuevas rutas, señaló Carlos Cordero.

“Es una situación por demás lamentable, pero confiamos que existan condiciones para que Oaxaca sea punto de partida, ya que es el estado con la ruta más difícil, lo que es el principal atractivo para el desarrollo de la competencia”, subrayó.

Por tercera ocasión la edición 2016 de La Carrera Panamericana daría el banderazo en Huatulco, Oaxaca, a partir del 13 de octubre para completar la ruta el día 20 del mismo mes en Durango, Durango.