Al menos 30 personas murieron el jueves en la ciudad francesa de Niza luego de que un camión arrolló a una multitud que celebraba la fiesta nacional por el día de la Toma de la Bastilla, según medios locales.

 

 

El camión embistió a la multitud en el Paseo de los Ingleses en el centro de la ciudad, indicó el periódico francés Nice Matin, que citó a uno de sus reporteros que estaba en el lugar.

 

En tanto el diario Le Figaro difundió las primeras imágenes del camión con impactos de bala en el parabrisas, luego de que los policías dispararan para detener al conductor.

 

Un político de Niza, Christian Estrosi, dijo en su cuenta de Twitter que la embestida del camión “parece haber matado a decenas de personas”; además pide a las personas no salir de casa.

 

La cadena BFM TV aseguró que la prefectura local de Niza estaba tratando el incidente como un ataque y le pedía a las personas que no salieran de sus hogares.

 

Las razones del hecho no estaban claras aún.

 

Esto se da en medio de las declaraciones de Hollande confirmando el final del estado de emergencia en Francia.

 

El Financiero