El cinismo del funcionario ahora sí rebasó toda expectativa, pues en lugar de poner a trabajar a sus cuerpos policiacos y de procuración de justicia prefiere criticar que no le ayudan a realizar el trabajo

Ahora resulta que el secretario de Gobierno de Guanajuato, Salvador García López, le reclama al gobierno federal que mande a la Gendarmería supuestamente sólo para eventos sociales y culturales. El cinismo del funcionario ahora sí rebasó toda expectativa, pues en lugar de poner a trabajar a sus cuerpos policiacos y de procuración de justicia prefiere criticar que no le ayudan a realizar el trabajo para el que se comprometió al aceptar el cargo en un estado que cada día se vuelve más violento.

 

 

Respuesta conocida

 

Hace unos días el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ya no sabía qué hacer durante un acto público de entrega de apoyos.

 

En un evento con jóvenes que estaba planeado para todo, menos para los reclamos, un estudiante, Emiliano Morales, lanzó cuestionamientos al jefe de Gobierno por la actuación de la Policía capitalina tratando de mantener controladas las marchas en la capital.

 

“¡Eso no es democracia, eso es fascismo, eso es un estado de sitio!”, le dijo a Mancera el estudiante de Ciencias Políticas de la UNAM.

 

Habría que preguntar a la ciudadanía de la capital si las múltiples marchas de los maestros de la CNTE los tienen contentos y si creen que el jefe de Gobierno debería aplicar aquella máxima de “dejad hacer, dejad pasar”. Todos sabemos la respuesta.

 

Salsa de coca

 

Hace apenas unos días en este diario le presentábamos las ingeniosas formas en que los narcotraficantes -principalmente mexicanos- utilizaban para transportar droga. Pues ayer la Armada de Mexico dio a conocer un decomiso de cocaína en tambos de salsa. Sí, de ese líquido que lo mismo se le pone a la botana, que a la comida y hasta a la fruta. La droga venía de Ecuador y llevaba por destino el estado de Sinaloa.