Zacatecas, México.- Un saldo de 15 profesores heridos dejó ayer una trifulca durante la sesión para renovar la dirigencia sindical de la Sección 34 del sindicato magisterial.

 

 

Entre los lesionados hay integrantes tanto del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) como militantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

“Todo inició porque los maestros de la CNTE tenemos más de 200 delegados a la asamblea y el SNTE tiene sólo 100. Al verse como minoría, enviados del comité nacional de Coahuila reventaron la sesión.

 

“El conato de violencia dejó 15 heridos, algunos con golpes en la cabeza y fracturados de la nariz y con otras lesiones”, informó Pablo Arenas, del comité seccional del Movimiento Democrático del Magisterio, afiliado a la CNTE.

 

A las 20:00 horas los integrantes de la disidencia bloquearon en ambos sentidos el boulevard del tránsito pesado en exigencia de que la asamblea para la elección de la dirigencia sea reinstalada.

 

“No vamos a levantar el bloqueo hasta en tanto se reinstale la asamblea y que los miembros de la Comisión Nacional del SNTE lleven a cabo los trabajos de manera normal.

 

“Queremos que se haga la elección para reivindicar los derechos de los 25 mil agremiados al sindicato y democratizarlo de una vez por todas”, señaló uno de los voceros de los docentes, que es parte de los 319 delegados a la asamblea.

 

La asamblea se lleva a cabo en las instalaciones de un hotel ubicado a la salida al municipio de Fresnillo, que es resguardado por elementos de la Policía Estatal.

 

Los 319 asambleístas, de los cuales -según sus propias cuentas- al menos 215 pertenecen a la CNTE, encabezados por Víctor Montoya, quien busca la dirigencia del sindicato, anunciaron que impedirán que los del SNTE cambien de sede.

 

A la par de la elección de la Sección 34, que tiene 25 mil miembros, se llevó a cabo también la elección de la dirigencia de la Sección 58, que cuenta con 7 mil.

 

“Queremos democratizar el sindicato de la Sección 58 y que se transparente el uso de los 9 millones anuales de cuotas que hasta el momento no sabemos qué destino tienen y que se derogue la reforma educativa”, dijo Marcelino Rodarte, de la CNTE.

 

Reforma / Gerardo Romo