¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

“Como yo en mis días, doctor Ávila, va usted a encontrar que el país es una sorpresa… Va usted a descubrir que lo componen innumerables realidades crueles la mayoría. Aprenderá que la verdad es una en las ciudades, y otra, en el campo… ESTÉ USTED SIEMPRE PREPARADO PARA LA INGRATITUD, DOCTOR. ASÍ, CUANDO ÉSTA LLEGE, LE DOLERÁ MENOS…” Luis Spota.

 

 

En su libro SOBRE LA MARCHA, Luis Spota nos va dejando la tarea de observar cómo se van construyendo los candidatos a la presidencia del país; sobre la “trilogía del poder” se habla mucho y se especula sobre los protagonistas y sobre el personaje que le brinda la información que arropa a todos los candidatos y precandidatos en su lucha por el poder, así cuando llega a una parte interesante donde el candidato, bien intencionado e ingenuo comenta con el candidato de la oposición sobre los cambios, explica: “Quiero encontrar un nuevo estilo de hacer política… Ya no es posible avanzar usando antiguas fórmulas…. Cueste lo que cueste, y te autorizo a que me lo reproches en público si no cumplo, enseñaré a pensar de otro modo a este pueblo que se ha vuelto abúlico a fuerza de sentirse engañado, manipulado, humillado por nosotros sus redentores…” y recibe como respuesta: “ No creía que el Sistema que lo apoyaba fuera a permitirle intentar los cambios. “El Sistema no es estúpido. Tolerará los cambios, y aun los alentará, en tanto no amenacen su unidad; abran grietas o saquen las cosas demasiado fuera de lugar… ¿Sabes que tu verdadero enemigo no será la oposición,..?”

Algunos viejos políticos sostienen que el Sistema es el Sistema, y es el que les ha permitido prolongar el poder, las canonjías y los intereses no solamente de la creciente y malévola burguesía nacional sino que también abre los caminos a los grandes intereses internacionales para que se apoderen de los recursos y los fondos públicos que será repartidos en los grupos de poder y, si es necesario, enfrentar la fuerza en contra de los “súbditos” nacionales que se hace con la violencia que genera la “globalización” ,es decir, la explotación de unos pocos en contra de la inmensa mayoría de jodidos del mundo, no solamente del país.

Si algún día el PRI estuvo en la línea de la transformación social y del cambio por la vía de la justicia social, de pronto perdió el rumbo para convertirse en lo que había combatido, en un partido conservador y propiciador de los desmanes y del saqueo que ahora se vuelve en su contra. El presidente Peña nieto, lo dicen ahora sus amigos, buscó, desesperadamente, cambiar algunos temas, y por esa razón concilió con la “oposición”, logrando evitar el que la presión y la acusación social llegara a los bandoleros y corruptos funcionarios protegidos por Fox y Calderón, así como evitó el que los perredistas y aliancistas llegaran a pisar la cárcel por sus delitos y corruptelas, esto es lo que hoy todos le reprochan y da un vuelco a su forma de pensar y de actuar y dicen, solamente dicen, que el actual presidente del PRI encabezará la lucha para sanear los caminos bloqueados por los saqueadores, rateros y corruptos del mismo partido y de los demás, para caminar con paso más ágil en el desarrollo del país si es que quieren evitar una confrontación política social con las mayorías que reclaman justicia y honestidad. De no dar este vuelco, la guerra civil se huele a lo lejos y marca pasos de violencia y de momentos tormentosos en la vida nacional. Por esa razón, antes de que estallen los conflictos por la deshonestidad, la ineficiencia y las corruptelas de los grupos políticos-empresariales que controlan el poder en el país, se busca abrir las válvulas de presión para soltar la violencia y el encabronamiento nacional que existe en contra de todos los partidos políticos, y en contra de todos los grupos políticos, incluyendo a los deshonestos y cínicos “empresarios” y a sus representantes que hoy en día, el mismo presidente, arropa y protege como al ex presidente del CCE, al que entrega los fondos públicos del desarrollo de las zonas marginadas, para que los “empresarios” y hampones del comercio, la industria y la banca se llenen los bolsillos a cambio de la paz y reconciliación con ellos y los grupos conservadores a los que aparece, el presidente, teme mucho más que a la furia popular, ya que ellos si conocen de las transas y corruptelas de sus socios y equipo en el gobierno. Si bien decían los mochos y reaccionarios del poder hace tiempo: “No tenemos que luchar contra el poder del PRI, solamente hay que dejar que sus miembros se enriquezcan para que ellos mismos se conviertan en la reacción, protegiendo a la reacción y a los banqueros y empresarios que seguirán saqueando a los mexicanos, utilizando los recursos y fondos públicos para continuar con sus negocios privados. Los mexicanos somos así, nada más que esclavos modernizados… pero esclavizados por fin…la globalización no apoyo la justicia y el desarrollo para los jodidos sino que premió y protege a los riquillos y a los ricotes…¿esto es lo que buscará cambiar el nuevo presidente del PRI?… PUES ESTÁ EN CHINO.