Alberto Ortiz

Oaxaca.- Legisladores locales lamentaron que las pérdidas generadas por los bloqueos carreteros y saqueos en distintas regiones, a causa de las movilizaciones magisteriales alcancen los más de mil 700 millones de pesos.

 

 

El presidente de la comisión de Desarrollo Económico, Industrial y Comercial, Sergio Bello Guerra, manifestó que los daños podrían ser mayores, debido a la dificultad de una estimación real.

 

Exhortó a la Secretaria de Gobernación del Gobierno de la República para que integre a la mesa de diálogo con la Comisión Negociadora de la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a los líderes de las cámaras empresariales en el estado de Oaxaca.

 

Lo anterior a efecto de contribuir al pluralismo y la representación de todos los sectores afectados por el conflicto magisterial, destacó el empresario hotelero.

 

De su lado, Martha Alicia Escamilla, diputada del PRI afirmó que los oaxaqueños están siendo víctimas de actos que anulan derechos fundamentales como la educación, la libertad de tránsito, de trabajo y la dignidad humana.

 

Así también lanzó un llamado urgente a las autoridades estatales y federales para que cumplan con su función de salvaguardar los derechos de la colectividad y garantizar la convivencia democrática.

 

No hemos tenido, los resultados esperados y las violaciones por parte de las autoridades sea por acción o por omisión siguen latentes, e incluso se han incrementado; los oaxaqueños somos víctimas de actos que atentan contra la dignidad de las personas, cuestionó.

 

Consideró preocupante que hasta ahora, los organismos defensores de los derechos humanos estatales, federales e internacionales, han intervenido de forma parcial.

 

Tal es el caso –dijo- del Ombudsman estatal, que ante la problemática social que enfrenta Oaxaca no ha tenido una intervención decidida en el asunto.