Oaxaca.- A 60 días del acordonamiento de la sede general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca por parte de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y organizaciones aliadas, los manifestantes se mantienen apostados afuera del edificio.

 

 

Han colocado casas de campaña. También mantienen bajo su control 7 oficinas administrativas y 11 sedes regionales.

 

Al interior del inmueble, ubicado en las inmediaciones de la carretera Panamericana, permanece un contingente de elementos de la Policía Federal y estatal, para evitar saqueos y actos de vandalismo.

 

La Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), reportó solo 21 bloqueos, en las regiones el Istmo de Tehuantepec, la Costa, y la Mixteca.

 

Los bloqueos están localizados en el tramo de acceso al municipio de Juchitán de Zaragoza. Uno más en el acceso a Salina Cruz, además del paso a Matías Romero y otro más en Santiago Ostuta.

 

En la costa está cerrado el paso a los municipios de Jamlltepec, y Santa Catarina Juquila. También está bloqueado el acceso a Putla de Guerrero, Tlaxiaco y Huajuapan de León.

 

Y se reporta bloqueada la carretera Oaxaca-México en el tramo Nochixtlán.

 

También fue reactivado el cerco en el crucero de la carretera Oaxaca-México en el tramo Hacienda Blanca.

 

Autoridades municipales y agrarias de unos 70 poblados de la regiones de la Mixteca, la Sierra Norte, el Istmo de Tehuantepec y la Costa, partirán en caravana a la Ciudad de México el próximo 17 de julio para acudir ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y la Secretaria de Educación Pública (SEP) para exigir la abrogación de la reforma educativa federal.

 

La caravana pretende realizar un recorrido desde Oaxaca, recorriendo todos los pueblos y comunidades que están en los estados de paso, Puebla, y el Estado de México para sumar adeptos a su jornada de lucha.

Grupo Milenio