Alfredo Valadez Rodríguez

Corresponsal

Periódico La Jornada

Sábado 16 de julio de 2016, p. 5

Zacatecas, Zac.

El Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) impuso la madrugada de ayer a Soralla Bañuelos de la Torre como dirigente de la sección 34 del gremio, luego que el jueves un grupo de porros reventó el congreso seccional donde la disidencia magisterial presumía tener la mayoría de votos.

Bañuelos de la Torre, licenciada en derecho, es diputada federal del partido Nueva Alianza y apoderada legal del SNTE. Ha sido señalada por la disidencia magisterial como cercanísima a Juan Díaz de la Torre, líder nacional del gremio, el poder tras el trono, y amiga del priísta Alejandro Tello Cristerna, gobernador electo de Zacatecas, a quien respaldó en los comicios del pasado 5 de junio.

En distintos momentos se le ha escuchado decir: yo voy a ser la próxima Elba Esther Gordillo. Sin embargo, en el juicio que se le ha seguido a la maestra ha sido testigo clave contra ella.

Ayer por la mañana la disidencia magisterial ofreció una conferencia de prensa en el hotel Hacienda Baruk de la ciudad de Zacatecas (sede del congreso), ignorando aún el charrazo que se produjo durante la madrugada, cuando un puñado de delegados leales a Díaz de la Torre sesionaron en secreto en un auditorio de la cabecera municipal de Villa de Cos, ubicada 65 kilómetros al noroeste de la capital del estado.

A media tarde se confirmó lo que comenzó a circular como rumor en redes sociales: que aproximadamente 80 delegados charros votaron por el nuevo comité que encabezará Soralla Bañuelos de la Torre, hermana de Geovana, ex dirigente estatal del PT y diputada plurinominal del mismo partido.

Ayer, en su cuenta de Facebook, Soralla publicó cinco fotografías de la asamblea en la que fue ungida dirigente seccional y las acompañó de un comentario: Asumo el gran reto que me entrega mi organización con profunda responsabilidad y compromiso, ahora como secretaria general de la sección 34. Trabajaré arduamente por mis compañeros.

El maestro Iván Ixtlahuaca afirmó: esta imposición no la reconocemos, porque es una burla a la voluntad de la gran mayoría del magisterio zacatecano, que por la vía legal durante el congreso extraordinario demostró tener la mayoría, y con ello la sed de un cambio por los derechos de los maestros.

“Vamos a impugnar formalmente este nombramiento; pretendemos impedir la toma de nota respectiva y vamos a realizar las acciones legales para tumbar este charrazo. Nos sentimos robados los maestros zacatecanos”.

Iván Ixtlahuaca reiteró que de los casi 370 delegados registrados para el 25 congreso extraordinario de la sección 34 –que debía realizarse jueves y viernes–, al menos 220 son afines a la disidencia, por lo que la mesa directiva cercana a Díaz de la Torre decidió reventar los trabajos para luego dar el charrazo.

Paramilitares reventaron el congreso: disidentes

En la conferencia de prensa ofrecida por la mañana por los disidentes, Víctor Hugo Montoya, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), reiteró que la agresión del jueves perpetrada por presuntos guardias de seguridad privada contra maestros disidentes fue una acción de corte paramilitar orquestada directamente por Díaz de la Torre, en contubernio con el gobernador Miguel Alonso Reyes y sus fuerzas de seguridad pública.

Hay que puntualizar que la agresión jamás fue de maestro a maestro. No hubo un solo intercambio de golpes entre profesores. Fue este grupo de paramilitares, este grupo de mercenarios que envió Juan Díaz de la Torre para reventar el congreso.

Lo más grave, dijo, es que la media tarde del jueves, mientras ocurría la agresión violenta a patadas, golpes y sillazos en el hotel sede del congreso, muchos delegados salieron corriendo y pidieron auxilio a los cientos de policías uniformados que resguardaban el exterior del inmueble y los ignoraron, no intervinieron.

Montoya dijo que otros maestros se comunicaron a la Comisión de Derechos Humanos del estado y solicitaron la presencia de representantes de esa defensoría, pero nos dijeron que no podían intervenir porque es un conflicto magisterial.

Madruguete en Chihuahua

En Chihuahua, más de 200 integrantes del Movimiento Resissste de Ciudad Juárez y otros municipios abandonaron la elección de nuevo dirigente en la sección octava del SNTE debido a que la única planilla que fue registrada para participar fue la llamada Unidad, formada por el grupo oficial del sindicato, y rechazaron el registro de dos más, entre ellas Dignidad, con maestros de la CNTE.

Tras la salida de los disidentes, encabezados por Froy Lara y Juan Morua, la sección octava votó de manera apresurada por Rosa María Hernández como nueva dirigente.

(Con información de Rubén Villalpando, corresponsal)