Periódico La Jornada

Sábado 16 de julio de 2016, p. 6

En el primer acercamiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con el Congreso federal, senadores y diputados de la mayoría de las fuerzas políticas se comprometieron a analizar las demandas del magisterio disidente acerca de derogar la reforma educativa.

La respuesta más clara a la CNTE provino del presidente de la Comisión de Educación del Senado, el panista Juan Carlos Romero Hicks, quien solicitó a los maestros aprovechar el acercamiento con el Congreso para plantear cambios a la legislación a partir de propuestas concretas.

Fue un encuentro respetuoso de más de una hora, en el que cinco representantes de la CNTE expresaron ante la Segunda Comisión de la Permanente que la mal llamada reforma educativa demostró que no funciona y sólo ha logrado crear un fuerte conflicto magisterial y social, que puede derivar en una insurrección.

Demandamos el diseño de una reforma que incluya el nuevo modelo educativo que el país requiere, expuso el profesor Héctor Gutiérrez Martínez, de la sección 7 de Chiapas. Francisco Bravo, de la sección 9, resaltó que la petición concreta de la CNTE es que el Congreso actúe, porque de otra manera el encuentro va a ser sólo anécdota.

Insistió en que los tres años recientes lo único que han encontrado es que se administre el conflicto. Apostarle nuevamente a desgastar, a dar tácticas dilatorias sería un error, porque los maestros vamos a continuar en la lucha, resaltó.

El saldo por oponerse a esa ley punitiva y discriminatoria es de 20 personas asesinadas, cientos de órdenes de aprehensión, más de 100 profesores detenidos y 40 presos políticos, destacó la profesora Graciela Rangel, de la sección 18, de Michoacán.

Luego de escuchar a los profesores, el senador Héctor Menchaca (PT) resaltó que su bancada y la de Morena respaldan la demanda de derogar la reforma. Los senadores Ismael Hernández Deras y Jesús Casillas (PRI) resaltaron que se llevarán las propuestas de los maestros disidentes a su bancada para que se analicen en la próxima sesión plenaria.

Romero Hicks incluso se comprometió a ser intermediario para que el modelo educativo que habrá de presentar la Secretaría de Educación Pública (SEP) se haga con la participación colectiva de todos los interesados, entre ellos la CNTE, con el propósito de que el modelo propuesto sea humanista, integral e incluyente.

El panista dijo que propondrá que el Senado efectúe un foro de reflexión para escuchar las propuestas sobre el modelo educativo.

La presidenta de la Segunda Comisión de la Permanente, la senadora Angélica de la Peña (PRD), dejó claro que el Legislativo no le dará la vuelta al problema. No estamos pensando en absoluto que después de esta reunión los vamos a abandonar; no vamos a ir con tácticas dilatorias. Es muy importante que todos estemos reconociendo que estamos frente a un conflicto y que es necesario transitar hacia una solución concreta.

De la Peña pidió a la CNTE tiempo para reflexionar con los grupos parlamentarios de ambas cámaras la respuesta a las demandas planteadas y proponer otra reunión.

Al final, el secretario general de la sección 9, Enrique Enríquez, dijo que consideró positiva la reunión, ya que fueron escuchados y se aceptó hablar de cambios a la reforma educativa, lo que antes era impensable.