Una muñeca yace a lado del cuerpo cubierto de una niña, con una manta térmica de color amarillo metálico. Es una de las víctimas por el ataque, con un camión de veinte toneladas, sobre una multitud que disfrutaba de los festejos del Día de La Bastilla en el paseo marítimo de Niza. Captada por el fotógrafo de Reuters, Eric Gaillard, la imagen ha sido ampliamente compartida y comentada en redes sociales, por lo que podría posicionarse como la foto icónica del atentado perpetrado este jueves en la Riviera Francesa.

 

 

 

Aristegui