Querétaro estuvo más peligroso al ataque en el primer lapso. En el segundo sufrió, pero Emanuel Villa y Neri Cardozo fueron precisos para definir el encuentro

CIUDAD DE MÉXICO.

El papel protagónico de los Tiburones Rojos de Veracruz en minutos pasó a manos de los Gallos de Querétaro. Emanuel “Tito” Villa y Neri Cardozo anotaron los goles que le dan el triunfo al local en el Estadio Corregidora por 2-0.

Veracruz, en el complemento, tuvo contra las redes a los Gallos. Si el Querétaro dominó en el primer tiempo y coqueteó con el gol, los dirigidos por Pablo Marini consiguieron revertir la situación, aunque sin tino para vencer a Tiago Volpi, otra vez uno de los más destacados en Gallos.

El jugador que parecía encaminaría el camino a favor de los Tiburones era el colombiano Juan David Pérez, quien desde que entró en la cancha tuvo un mano a mano con el portero brasileño y luego disfrutó de la oportunidad más clara del juego. Para fortuna de Gallos y coraje de Pablo Marini, el sudamericano perdió en el frente a frente con Tiago Volpi y la otra oportunidad que tuvo acabó en el travesaño.

Seguir

Omar Flores @serolf2888

“La meta de nosotros es alejarnos del descenso y luego pensar en la liguilla” – Pablo Marini/técnico de @ClubTiburones –

19:21 – 16 jul 2016

1 1 Retweet me gusta

La clave al triunfo para Gallos vino desde la banca. Entró Ángel Sepúlveda en lugar del chileno Patricio Rubio y ese ajuste de Víctor Manuel Vucetich cambió el final del encuentro. El “Cuate”, como le dicen en los Gallos, regaló dos asistencias que fueron aprovechadas por sus compañeros para vencer a Pablo Gallese, el portero que es seleccionado de Perú y utiliza un look a rastas.

La viveza de Emanuel Villa, tras un pase de Sepúlveda, hizo que Leobardo López se llevara las manos a la cara y el “Tito” festejara su primer gol del torneo. El “Cuate” dio el pase, el balón parecía de trámite para el zaguero de los escualos, pero Villa se aventó para pegarle con la punta del pie al esférico y anotar el 1-0.

Pablo Marini, motivador desde la banca, pidió a un jugador que corriera a buscar el esférico para que sus compañeros en el campo rápido lo pusieran en el centro del campo e intentaran la remontada. No hubo coraje en el equipo del Puerto de Veracruz. Acaso Julio Furch, que se aprovechó de la displicencia de Miguel Martínez, para ponerse en posición de disparo y enviar su intento apenas arriba de la portería de Volpi.

El 2-0 fue por la banda derecha. Ángel Sepúlveda controló un pase largo, centro retrasado y Neri Cardozo, que se presentaba con los Gallos, anotó el 2-0 definitivo.