Corredor eólico del municipio de Juchitán, Oaxaca. En el Istmo de Tehuantepec hay 21 parques eólicos propiedad de las empresas Iberdrola, Enel Energy, Acciona, Desarrollos Eólicos Mexicanos, Peñoles, Gas Natural Fenosa, Eólica de Francia y GamesaFoto Cuartoscuro

 

 

Juchitán, Oax.- Los alcaldes Rubén Antonio Altamirano (Asunción Ixtaltepec) y Claudio Toledo (El Espinal) exigieron a los gobiernos de Oaxaca y federal una auditoría a las empresas eólicas que operan en el Istmo de Tehuantepec pues, aseguraron, no pagan impuestos por operación ni realizan las obras sociales que prometieron.

 

Informaron que en febrero pasado se reunieron con diputados locales, representantes de la Secretaría de Gobernación estatal, y con Adrián Escofett, director de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee), a quienes se sugirió imponer a las eólicas un gravamen uniforme que se incluiría en las leyes de ingresos 2016.

 

“Nos engañaron, porque nada se cumplió. Se publicaron las leyes de los cinco municipios donde existen parques eólicos (Unión Hidalgo, Santo Domingo Ingenio, El Espinal, Juchitán y Asunción Ixtaltepec) con un moche en el cobro a las eólicas, aunado a que no hay ninguna obra de impacto social en las localidades”, indicaron los presidentes municipales.

 

En el Istmo de Tehuantepec hay 21 parques eólicos operados por las empresas Iberdrola, Enel Energy, Acciona, Desarrollos Eólicos Mexicanos, Peñoles, Gas Natural Fenosa, Eólica de Francia y Gamesa.

 

Claudio Toledo consideró que a las empresas les valen los acuerdos con las autoridades y la Amdee. Nos engañan con bicicletas, bolsas de dulces, computadoras, celulares, pero nada serio: no tenemos empleo y nuestra gente tiene que emigrar. Las empresas eólicas han sido un engaño, dijo.

 

El presidente municipal de Asunción Ixtaltepec, Rubén Antonio Altamirano, sostuvo que en su comunidad las empresas no han pagado solo centavo de impuestos por operación ni han realizado obras importantes de beneficio social.

 

Nos reunimos en varias ocasiones y nunca cumplieron. Nos quedan sólo cinco meses como alcaldes; ojalá los que vengan gestionen para mejorar la calidad de vida de nuestros paisanos, afirmó.

 

La Jornada / Diana Manzo