Agustín Gutiérrez

 

 

 

El juez cuarto de lo penal decretó la tarde de este lunes auto de libertad al sacerdote Carlos Franco, vicario de la Catedral metropolitana en Oaxaca, al considerar que no hubo elementos para su consignación.

 

Al vencerse el término constitucional, poco después de las 16:00 horas, el prelado obtuvo su libertad y salió del reclusorio estatal ubicado en Miahuatlán de Porfirio Díaz.

 

Carlos Franco fue acusado la semana pasada de haber violado a un joven en los días de la Semana Santa este año, tras convivir con él en la misma sede de la iglesia e ingerir bebidas embriagantes.

 

Tras ello fue detenido por la Agencia Estatal de Investigaciones, bajo la orden de aprehensión 274/2016 y encarcelado el 15 de julio.

 

Tras este hecho, el sacerdote Alejandro Solalinde pidió la renuncia del Arzobispo José Luis Chávez Botello, al considerar que había protegido los hechos delictivos del vicario de la Catedral.