Dicen los que saben que de esta forma el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, podría revivir a su padrino

 

 

 

Al interior del PAN se cocina a fuego lento el posible regreso de Gustavo Madero a las grandes ligas. Y es que como en el siguiente Periodo Ordinario de Sesiones le toca a este partido presidir la codiciada Mesa Directiva -para otros mesa divertida- el nombre del exlíder nacional ya empieza a sonar entre los aspirantes. Dicen los que saben que de esta forma el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, podría revivir a su padrino. Sin embargo la cosa no será fácil, al interior del grupo parlamentario no ven con malos ojos ni a Federico Döring ni a Jorge Triana.

 

Ochoa movido

 

El nuevo líder del PRI se anda moviendo rápido. Y es que sólo a marchas forzadas podrá cumplir con todos los compromisos que trae. Por lo pronto, ya el primer secretario de Estado, para más precisión, el de Economía, Ildefonso Guajardo, estuvo en la Confederación Nacional Campesina, con ese proyecto de llevar el gobierno al partido. Y con todo y eso también se pudo reunir con su antecesor en el PRI, Manlio Fabio Beltrones, para callar boca de que el experimentado político sonorense quería hacerle el vacío.

 

El berrinche

 

Era de esperarse. A Pablo Gómez le entró el coraje porque no fue tomado en cuenta para la dirigencia del PRD y ahora hasta renunció a representar a este partido ante el INE. Según él, que la nueva dirigencia del partido de sol azteca no tiene independencia política. Como si el PRD la hubiera tenido en su historia entre tantas tribus. Esto demuestra que los berrinches son para todas las edades.