Necesariamente, el gobernador electo Alejandro Murat Hinojosa, deberá aplicar en su administración los lineamientos anticorrupción que, con tanta insistencia, anunció el líder nacional de su partido, el PRI, y que ayer reiteró el presidente Peña Nieto al promulgar las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción.

 

La juventud de Alejandro le permitió tener del electorado el beneficio de la duda. En una las elecciones más competidas, con siete candidatos en la historia por la gubernatura de Oaxaca, casi alcanza 550 mil votos no obstante la mala imagen de su partido, el PRI. Es un triunfo pero el 60 por ciento de los que sufragaron no le confiaron su voto ¿esto qué significa? Que tiene la obligación de poner en práctica políticas que le permitan recuperar la confianza. Y qué mejor que llevar acabo en Oaxaca, las nuevas políticas anticorrupción. El saqueo más brutal del erario público se da en el gobierno que finaliza. Es la percepción de un pueblo que clama por el fin de la impunidad.

 

Urge airear el quehacer político y, lo más importante, dar el mensaje de que AMH es un político nueva generación que no viene a lo mismo que tanto criticamos a los políticos. Es decir, a robar y seguir envileciendo la función pública con las prácticas de la impunidad.

 

En su campaña escuche decir a Alejandro que llegaba a buscar el gobierno de Oaxaca “no como un fin, sino como un medio…”. Gobernará seguramente pensando que su

 

actuación será el medio…para continuar su carrera política. Eh aquí el gran reto. Si lo hace mal y no da resultados, su carrera será trunca. En él veremos -como dicen los politólogos- “la transformación de los gobernantes que solamente tiene dos vertientes; evolucionan o involucionan”.

 

Pero mientras llega la hora de la definición, Alejandro tiene que repasar el reciente mensaje del Presidente Peña: “Cada día, a partir de ello (el escándalo de la Casa Blanca), estoy más convencido de combatir la corrupción, de ahí la importancia del sistema anticorrupción, el que habré de impulsar con toda determinación”.

 

Alejandro habla de su amistad con Peña. Nadie ignora que esta fue la circunstancia de su arribo al poder. En reciprocidad tiene ahora la obligación de entender los profundos signos del mensaje presidencial: “en carne propia sentí la irritación de los mexicanos, la entiendo perfectamente. Por eso, con toda humildad les pido perdón, les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio e indignación que les causé (se refería al escándalo de la casa blanca)”.

 

CHINA (5)

 

Los colegas anfitriones se regodean cada momento de las bondades de su partido y su gobierno. En las entrevistas con los ejecutivos de los medios y las charlas con los comunicadores chinos que nos acompañaron en nuestras travesías por las montañas chinas, reiteraban, convencidos: China trabaja para ser potencia mundial en el año 2025. Nos llevaron a visitar acciones y planes contra la pobreza.

 

Carreteras de primer mundo, tren bala que atraviesa las montañas por interminables túneles, pasos a desnivel y multifamiliares. Todo seguido por programas de producción agropecuaria y empleo en las aldeas.

 

Y, vaya que por ese camino van. El 30 de junio volamos a la ciudad de Wuhan, Por la tarde nos recibieron directivos del Diario de Hubei. El presidente de la asociación de periodistas de la región, nos ofreció una estupenda cena (comida para ellos). Una inmensa mesa redonda giratoria exhibía los variados manjares chinos, tan abundantes y ricos que nos remontaron a evocaciones de la abundancia en el imperio de las sucesivas dinastías que gobernaron China.

 

Antes de partir a las montañas, hablamos, largo y tendido, con un grupo de funcionarios de la “Oficina del Alivio de Pobreza y Desarrollo” de la provincia de Hubei. El éxito de sus proyectos para el alivio de pobreza, lo resumen así: Hasta el año 2011 había en la región 3.9 millones de pobres en la zona rural. En el último recuento este número ha disminuido 3.6 millones. Es decir solo siguen catalogados en la escala de pobres menos de 300 mil campesinos chinos de los 58 millones que habitan en doce asentamientos de esta provincia. Para obtener estos resultados nos reiteraron los lineamientos: los funcionarios trabajan en la línea comunista de la eficiencia y honestidad. Cumplimiento cabal del proyecto; definición de responsabilidades concretas de cada funcionario; unificación de la fuerza social con los recursos del gobierno y el capital privado.

 

El avance de estos programas lo analizaron el 28 de septiembre del año pasado en una reunión plenaria del comité central del partido comunista con los funcionarios

 

responsables de la oficina de alivio de pobreza. A la menor sospecha de ineficiencia, los responsables son removidos. En el caso de corrupción, son procesados.

 

Otro punto fundamental del éxito es el arraigo de los jóvenes campesinos. Nos explicaron que cada año unos 50 mil muchachos de esta provincia son capacitados, reciben apoyos del gobierno para obtener su parcela (aquí la tierra es propiedad del Estado), recursos y capacitación para producir. Cuando los campesinos enferman reciben cada mes 500 pesos chinos (joanes), los niños, mil joanes para su educación y crecimiento. Los jóvenes que van a la universidad obtienen subsidios y para su posgrado el gobierno les da préstamos.

 

Explican que los logros son ejemplo para la humanidad y una aportación para el mundo para desterrar la pobreza.

 

Mientras en México para atender la pobreza (no combatirla), se destinaron 850.4 mil millones de pesos en el año 2013, según Coneval, vivimos la paradoja de que hay dos millones más de pobres que hace un par de años. El crecimiento de la población en estas condiciones pasó de 53.3 millones de mexicanos en 2012 a 55.3 millones en 2014, lo que representa 46.2% del total nacional.

 

Esta es nuestra triste realidad. Lo más siniestro es ver como se enriquecen los funcionarios, la alta burocracia, los partidos y las organizaciones sociales que se engullen el presupuesto de la SEDESOL que debería ser para sacar a los mexicanos de la pobreza.