Oaxaca.- El joven Lenin Moises López Jiménez, quien denunció que fue objeto de una violación por parte del sacerdote Carlos Franco Pérez Méndez, exigió que se aplique la justicia luego que el acusado saliera de la cárcel.

Indicó que se tienen pruebas del delito que no fueron tomadas en cuenta por las autoridades, por lo cual, demandó que el caso sea retomado para que se sancione como corresponde.

En compañía de su madrina, Laura Antonio Zaragoza, afirmó que se está cometiendo una injusticia, ya que se pudo comprobar con la ropa, el lugar donde sucedió, y los testimonios.

Pidió que se revisen los vídeos de las cámaras de seguridad de ese lugar, para que la justicia sea clara y se castigue al sacerdote por esta situación.

Indicó que mantendrán las medidas jurídicas para lograr los resultados esperados, ya que considera que se utilizaron influencias para que el señalado no fuera condenado.