Se cumplió un mes del enfrentamiento entre policías federales y estatales con integrantes de la Sección 22 de la CNTE y sus aliados, sin resultados oficiales de los sucesos, sin información que arroje luces sobre lo que realmente sucedió el domingo 19 de junio en la autopista a la altura de Nochixtlán. Solo se ha confirmado la presencia de dirigentes de organizaciones que alimentan la división de esa comunidad Mixteca.

 

 

Al margen de lo oficial, se ha dado a conocer que hubo personas que se dedicaron a llamar a la población para enfrentarse con los policías, y si bien entre los ciudadanos ya saben quienes son, será trascendente que el resto del país y en especial de Oaxaca conozca su identidad para empezar a atar cabos.

¿Quienes son las maestras que en Nochixtlán llamaron al pueblo a enfrentarse con la policía? Por qué en lugar de llamar a la confrontación no se llamó a la mesura, a evitar el derramamiento de sangre que lleno de dolor a muchas familias. Un mes después, en esa población hay más división y confrontación, pero también hay vivales que insisten en animar la violencia.

No se puede echar en saco roto lo dicho por Héctor Sánchez Gutiérrez, general de División retirado del Ejército, quien fue comisario de la Policía Federal Preventiva y comandó en 2006 las operaciones para impedir que la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO) derrocara al gobierno de Ulises Ruiz, al sostener que uno de los grandes problemas en este tipo de eventos es que los líderes exacerban tanto a los manifestantes y llegan momentos en los que no se pueden controlar, por lo que se debe tener suficiente inteligencia y capacitación para actuar ante imponderables, que fue lo que no se hizo en Nochixtlán.

Si como advirtió, los “infractores de la ley han tenido bastante tiempo para demostrar que pueden actuar sin límites y que se pueden victimizar con facilidad, logrando una impunidad aberrante”, que se puede esperar de las investigaciones que no llegan? Es indudable que Nochixtlán merece recuperar su paz, y para ello se necesita deslindar responsabilidades más allá de acuerdos políticos.

 

… A VUELO DE PÁJARO

Las autoridades deberán confirmar -como se ha dicho-, si las balas encontradas en cuerpos de seis de los ocho muertos no pertenecen a fuerzas federales, pues se especula que en los fallecidos por impactos de bala se encontraron calibres como 22, 38, 5.2 y .9 milímetros, además de ojivas de fusiles calibre 223. Hay que recordar que Seguridad Pública también aportó videos y fotografías, de su sistema de monitoreo y allegados externos. Y es que a más de 30 días, no hay nada oficial.

Falta mucho

La CNDH puntualizó que el trabajo de la comisión en el Caso Nochixtlán es investigar las posibles violaciones a los derechos humanos y no hacer investigaciones judiciales. Hasta el momento se han conformado 502 actas circunstanciadas entre quejas y testimonios. Aún se continúan con las indagatorias, ante las diversas interrogantes existentes respecto a “si hubo o no tiradores desde alguno de los hoteles, si los elementos de la Policía Federal se habrán hospedado en un hotel señalado  como propiedad de algún familiar de funcionarios de Nochixtlán, si hubo infiltrados entre personas de la comunidad que habrían disparado primeramente contra los Policías Federales”, entre otras.

A la distancia

Hoy se cumple un año de la publicación del Decreto que dio origen al nuevo IEEPO, concebido para recuperar y fortalecer la rectoría educativa en la entidad. El objetivo, desterrar el tráfico de influencias, el abuso de poder y las prácticas indebidas que han obstaculizado el desarrollo educativo en los últimos 35 años. Una renovada institución que en un lapso razonable adquiera la fortaleza operativa para enfrentar -se dijo-, los indicadores educativos que hoy en día ubican a Oaxaca en los últimos lugares de las estadísticas nacionales de rendimiento académico. Se precisó que los derechos y prestaciones laborales de todos los trabajadores de la educación serán respetados a cabalidad. Hoy la Sección 22 de la CNTE la quiere derogar.

Irresponsable

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro de energía a los espacios públicos del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza por un adeudo de 7 millones de pesos, pues ya suman seis meses que no pagan. A pesar de que la paraestatal informó del corte al presidente municipal Saúl Vicente Vásquez, ignoró el ultimátum y desde ayer no hay alumbrado en el palacio municipal, el parque central “Benito Juárez”, Casa de la Cultura, el DIF, la Biblioteca Pública Gabriel López Chiñas, el pozo de agua número 1 que se localiza en la Primera Sección y el pozo de agua número 7 que está en la colonia 15 de septiembre.

Abandonados

Un día sí y otro también, el sector salud sufre para poder atender a quienes acuden a solicitar sus servicios. Ayer tocó al personal del área de Trabajo Social del Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso para labores, con el argumento de que 32 trabajadores sociales y 20 agentes de información, no cuentan con el material adecuado para realizar sus labores de enlace entre las instituciones externas al hospital y dentro de la institución. La situación es muy dramática pues aseguran que no tienen lápices ni bolígrafos, mucho menos computadoras pues todo lo hacen en máquinas de escribir. ¿Mañana quién va?

____________.

Volveremos

_____________.