Olvídate de pedir una hamburguesa y tu refresco de dieta para ahorrar calorías, eso no será suficiente para saciar tu hambre.

 

 

Si eres de los que pide una orden de tacos al pastor y su refresco light para evitar la suma de calorías, déjanos decirte que aunque te comas 10 taquitos, tendrás muchísima hambre en poco tiempo…

 

La ciencia acaba de revelar que los refrescos light te dan más hambre, provocando que las calorías ahorradas por la falta de azúcar, se recuperen al consumir más alimentos. Publicado en el 2015 en Journal of the American Geriatrics Society, el estudio reveló que aquellas personas que consumen frecuentemente refrescos de dieta, ganan hasta 3 veces más grasa abdominal en un lapso de 9 años, en comparación con quienes no las beben.

 

Para llegar a esta conclusión, se analizó el caso de 749 personas, de distintas edades, a quienes año con año se les hacía una relación entre su pesos y la cantidad de refresco light que ingerían. Aquellos participantes del estudio que bebían refresco regular ganaron 2 centímetros de diámetro de cintura, mientras que aquellos que bebían refrescos de dieta aumentaron hasta 9 centímetros.

Según los científicos, la razón por la que el refresco de dieta nos hace aumentar de peso, tiene que ver con los edulcorantes artificiales que activan los receptores del dulzor en el cerebro, esto provoca que mande señales a nuestro cuerpo para que se prepare para recibir una gran cantidad de calorías. Debido a que éstas no llegan, el cuerpo los desea, por lo que nos da más hambre, exigiendonos más comida.

 

“Su cuerpo sabe que un sabor dulce significa que está ingiriendo energía en forma de calorías que, si no quema, se va a convertir en grasa”, explica la Doctora Helen Hazuda, profesora de medicina en la Universidad de Texas. Los edulcorantes artificiales, sin embargo, confunden nuestros cuerpos y debilitan el enlace en nuestro cerebro sobre dulzura y calorías. Al tomar refrescos de dieta engañamos a nuestro organismo, lo que puede conducir al aumento de peso provocado por los antojos de golosinas que no saciamos al beber el refresco.

 

 

SDP Noticias