*Presume ex titular de los SSO camioneta importada de lujo valuada en miles de pesos

Juan Vélez | NSS Oaxaca

 

La impunidad en Oaxaca se pasea por sus calles en una camioneta de lujo Audi Q5.

 

Pese a acusársele de malversar fondos por más de 2 mil millones de pesos, incurrir en abuso de autoridad, tráfico de influencias y descuidar el sistema de salud en el estado, su extitular Germán Tenorio Vasconcelos, recorre la ciudad como si nada.

 

Apenas en mayo del presente año, la Secretaría de la Contraloría, con Manuel de Jesús López López al frente exoneró al ex secretario de salud en Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos, de cualquier adeudo durante su cargo en los Servicios de Salud de Oaxaca.

 

De acuerdo a la Carta de No inhabilitación 12413 de la SC, Tenorio Vasconcelos puede ocupar cualquier cargo dentro de la administración pública en la entidad, ya que hasta la fecha no ha sido inhabilitado.

 

El ex funcionario del gabinete de Gabino Cué Monteagudo salió del gobierno el 10 de junio de 2015, en medio de un escándalo y señalamientos de fraude en medicamentos, atención y servicios médicos.

 

Meses después, al propietario de una clínica particular se le señaló de poseer una avioneta particular, así como de construir una mansión de lujo en San Felipe del Agua y poseer vehículos de lujo.

A inicio del presente año, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental había inhabilitado por 13 años al ex secretario de los Servicios de Salud Germán Tenorio Vasconcelos.

 

En ese momento, se le dio vista a la Fiscalía de Justicia para determinar si incurrió en algún delito penal.

 

De acuerdo a los expedientes, Tenorio Vasconcelos, siendo titular de los Servicios de Salud, contrató de manera irregular a su hija Daniela Tenorio Bernal, quien cubría una plaza y estaba comisionada para trabajar en un centro de salud con un salario de 4 mil pesos mensuales.

 

El otro expediente está relacionado con la adquisición de un avión privado en el 2014, tipo Cessna Aircraft con matrícula XB-LKO y número de serie 340-0230, presuntamente comprado a la Inmobiliaria Tenorio SA de CV y cuyo costo ascendió a 3.5 millones de pesos.

 

De paso, el Grupo de Fuerza Especial de Reacción Inmediata (FERI) detuvo al exjefe del Departamento de Operación y Pago de los Servicios de Salud de Oaxaca, Tito Carlos Rangel Hernández, por enriquecimiento ilícito y falsedad en declaraciones.

 

El exfuncionario de los Servicios de Salud fue acusado de aumentar su patrimonio en la cantidad de un millón 717 mil 488 y de adquirir diversos bienes inmuebles valuados en varios millones sin que pudiera justificar la procedencia lícita de los mismos; además de que ocultó esas propiedades al rendir sus declaraciones patrimoniales.

 

Pero en marzo de 2015, fue asesinado el subdirector de Administración y Finanzas de los Servicios de Salud de Oaxaca, Rafael Pérez Gavilán Escalante, quien había sido cesado el 19 de febrero de ese mismo año por presuntos malos manejos.

 

Pérez Gavilán fue denunciado por la dirigencia de la sección 35 e integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales de Salud (SITYPS) de manejar una “nómina secreta” y de perpetrar un presunto desvío de 2 mil millones de pesos en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Otros casos de negligencia médica que fueron noticia internacional fueron los alumbramientos en los patios de las clínicas rurales, como en

 

Solo que a varios meses de dejar el cargo, el ex funcionario público estatal y cercano a Gabino Cué Monteagudo, ostenta lujos que no cualquier ciudadano de Oaxaca puede darse.

 

En su oportunidad, el presidente del Corporativo de Apoyo y Defensa para los Constructores Oaxaqueños (Cadco), Alberto Ramírez Colmenares, exigió a los gobiernos federal y estatal emitir las resoluciones entorno a las denuncias penales que existen ante la Fiscalía General del Estado y la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de dicho funcionario.

 

Pedimos que se realice una sanción a través de la cual los funcionarios puedan resarcir el daño económico que hicieron al erario y no suceda lo mismo que con Germán Tenorio Vasconcelos, extitular de los Servicios de Salud de Oaxaca, quien solamente fue inhabilitado por desvío de recursos públicos y luego exonerado.

 

En el olvido quedaron los casos de alumbramientos en el patio de las clínicas de Valle Nacional, Santa Cruz Xoxocotlán e incluso en la ciudad y que valieron la intervención de la CNDH, pero sin sanciones para los médicos o funcionarios, responsables de las negligencias.