Abigail Arvizu, investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, explicó que para producir el combustible se utilizan residuos del fruto

23/07/2016 14:56 KARLA MÉNDEZ / OMAR HERNÁNDEZ

El investigador detalló que convertir los residuos de naranja en un gas utilizable lleva un proceso que tiene una duración de unas 270 horas.

detalló que convertir los residuos de naranja en un gas utilizable lleva un proceso que tiene una duración de unas 270 horas.

El poder de la naranja no sólo radica en su jugo y sabor, aseguran ingenieros de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, quienes convirtieron el dulce fruto en combustible.

Abigail Arvizu, investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, detalló que para producir el biogás se utilizan desechos de naranja como lo son la cáscara y el bagazo.

Mencionó que convertir los residuos de naranja en un gas utilizable lleva un proceso que tiene una duración de unas 270 horas, pero una vez listo, el combustible puede ser utilizado para la industria y el hogar.

Con la producción del llamado “gas naranja” también se pretende reducir la basura producida por el fruto en su proceso de descomposición, que representa contaminación nociva para el ser humano.

Generalmente, estos desechos por lo mismo de que tienen una alta carga orgánica pueden ser contaminantes; es decir, si no los ocupas correctamente (…) se convierte en una fuente de contaminación”, explicó.

México es el quinto productor de naranja a nivel mundial con un aproximado de cinco millones de toneladas producidas al año, por lo que la generación del “gas naranja” es de las más altas del mundo, apuntó.