Noticias MVS

La investigadora de la UAA urgió a fortalecer programas gubernamentales y actuar conforme a los objetivos transversales del programa especial de Cambio Climático.

Rocío Méndez Robles

23 Jul 2016Es indispensable promover el acceso de las mujeres a un trabajo remunerado en un marco de igualdad, a recursos hídricos y capacitación, pues las que se encuentran en zonas rurales son las más afectadas por problemáticas ambientales como los desastres naturales y la exposición a partículas que afectan su salud; alertó la investigadora Elsa Marcela Ramírez López, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, especialista en cambio climático.

De acuerdo a sus hallazgos, ante los desastres naturales, las mujeres en zonas rurales está más expuesta a los daños, ya que si se suscita una precipitación pluvial extrema no tienen conocimiento sobre rutas de evacuación y zonas de seguridad, además de que se encuentran la mayor parte del tiempo en el hogar y cuidando a niñas o niños, a diferencia del hombre que por lo general está en lugares de trabajo y cuenta con mayores recursos para actuar ante este tipo de situaciones.

Asimismo, la experta señaló que las mujeres en zonas campesinas están más expuestas a partículas dañinas, pues en muchos de los casos no cuentan con combustibles como el gas, por lo que usan leña en sus actividades diarias. Incluso, dijo que se identificó un caso de una mujer en Aguascalientes con enfisema pulmonar, derivado de la inhalación constante del humo de este material.

La investigadora de la UAA urgió a fortalecer programas gubernamentales y actuar conforme a los objetivos transversales del programa especial de Cambio Climático, como el promover el acceso a las mujeres a un trabajo remunerado; pues, explicó, aunque las mujeres en zonas rurales se dediquen a la agricultura no son dueñas de la tierra que trabajan y en ocasiones los recursos de programas de tecnificación o impulso al campo no pueden ser solicitados a menos de que los haga la pareja o un hombre.

La UAA se está incursionando en los estudios sobre cambio climático y problemáticas ambientales con perspectiva de género, pues se ha logrado reconocer un escenario de desigualdad que afecta a las mujeres, en especial a las que se encuentran en zonas rurales con problemas como dependencia económica, migración y falta de autogestión.