Oaxaca, Oax. Alrededor de 130 millones de pesos, son las pérdidas que registra el sector restaurantero  en la capital oaxaqueña y 860 a nivel estatal, según dio a conocer el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados  (Canirac), Onésimo Bravo Hernández.

 

 

 

Lo anterior a poco más de 70 días del conflicto magisterial que ha provocado el cierre de ocho restaurantes en el Centro Histórico.

 

Señaló que en la primera edición de la Guelaguetza que se  celebró este 25 de julio, la afluencia en los restaurantes fue de 53% y para el segundo lunes se espera incrementar en un 60 y 70.

 

Sin embargo admitió que bajó la afluencia hasta en  un 40% menos del año anterior, lo que podría mantener en jaque al sector empresarial.

 

En este sentido recalcó que mientras no se levante el plantón no podrá funcionar una reactivación económica, lo primero que a debe hacer es acabar con el problema y que los dos actores que son CNTE  y SEGOB lleguen a ponerse de acuerdo.

 

“Que se termine con el problema  social, para reactivar la económica  del Estado. Esto que está pasando no beneficie a nadie, lo que esta haciendo  afectado a todos”.

 

Ante este panorama lanzó un llamado al gobierno Federal  a que “deje de estar en  esa necesedad  y debe dejar de aplicar algo que no tiene  sentido, además que tengan capacidad de aceptar que no hicieron bien las cosas y tienen que volverlo hacer”.