¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

“UN DISCURSO BELLO JAMÁS HA CALMADO ESTÓMAGOS HAMBRIENTOS” Stefan Sweig

 

 

Como una pequeña historia o como una experiencia de vida dice Stefan Sweig: “Nunca han sido sentimentales las épocas heroicas, y poco agradecimiento obtuvieron de sus reyes los intrépidos capitanes que conquistaron mundos enteros para España y Portugal. Colón vuelve encadenado a Sevilla, Cortés sufre la pérdida del favor real, Pizarro cae asesinado y Núñez de Balboa, el descubridor de los mares del Sur, termina sus días decapitado; Comoens, el luchador y poeta de Portugal, pasa, como Cervantes años enteros en una cárcel no más confortable que un montón de estiércol. Gigantesca ingratitud de la era de los descubrimientos; zaparrastrosos e indigentes ambulan por las callejas portuarias de Cádiz, de Lisboa y de Sevilla, convertidos en mendigos lisiados, los marinos y soldados que han regresado después de haber conquistado para el emperador las joyas de Moctezuma y las cámaras de oro de los incas. Los pocos sobrevivientes que la muerte respetó en las colonias, son enterrados en la patria, sin gloria, como perros sarnosos. Pues ¿Qué significan sus hazañas a los cortesanos que nunca abandonaron el palacio seguro donde se incautan hábilmente de las fortunas que conquistaron aquellos otros?. Ellos, los zánganos palaciegos, son nombrados adelantados y gobernadores de las nuevas provincias; ellos embolsan el oro y apartan como intrusos molestos en su comedero de prebendas a los guerreros de las colonias, los combatientes de aquellos tiempos, cuando, al cabo de los años de sacrificios y agotamientos, cometen la tontería de volver a su país…” igualmente, a los guerreros que conquistaron los ricos tesoros para los reyes y sus zánganos palaciegos, en la política, esto se sigue repitiendo y para muestra está lo sucedido a Manlio Fabio Beltrones en su lucha contra el cerrado grupo de zánganos que no saben luchar sino que saben manipular la voluntad de su reyecito en su chiquero….

Sin duda, Manlio, traía en su espalda el pesado fardo de su retiro ante la contienda presidencial, dejando a Peña Nieto la oportunidad de la reconquista del poder para el PRI, los viejos y sórdidos gobernadores, entre los que están los que ahora son acusados del desastre nacional en el pasado proceso electoral: Durango, Veracruz, Aguascalientes, Chihuahua, Tamaulipas, Quintana Roo, entre otros, fueron los que evitaron con su cerrazón que Manlio pudiera competir en igualdad de ventajas, las que le brindaban a Peña Nieto, y de ahí que muchos de ellos son los responsables de pensar que por ello se podían enriquecer e hinchar de dinero más que el reyezuelo y su banda de zánganos que le siguen en el juego. Por esa razón, no dejaron operar a Manlio, así lo aseguran muchos de los que conocen la verdad del tema y por tal motivo, cuando vinieron los reclamos, el mismo Peña tuvo que morderse la lengua y dejar que las cosas fluyeran, y como Manlio no dejó la carga de la culpa en sus hombros, dijo que en la realidad los resultados del gobierno afectaban al partido y que por tal motivo la operación se vino a tierra, porque al descobijarse la verdad, se descubría que la corrupción era espantosa en tales sitios y en el país de tal forma que no ganaba ni un partido, sino el cansancio y el hartazgo de la gente en contra de corruptos y trácalas en el gobierno. Como siempre, los zánganos de palacio son los que acuden a “instruir al presidente” en sus reacciones, ellos le conocen, saben si se levantó de buen humor o peleado con la vida o con la señora, finalmente son humanos y de eso se aprovechan y sugieren que el rey no es el responsable de las derrotas y que alguien tiene que pagar por ellas, y no encuentran en ese camino nadie mejor que a los que ellos consideran sus enemigos o la gente que no es de su equipo y su pandilla y así, quisieron linchar a Manlio, olvidando que este tiene mucho más camino que todos ellos juntos y salió del país, dejando no el barco abandonado, sino en buen puerto para que no fuera saqueado, con un piloto de repuesto… claro que no se presenta al cambio del mando pero no rompe lanzas ni deja el puerto, porque finalmente hay muchos barcos que quieren partir a nuevas conquistas sabiendo que lo fundamental es el piloto, porque de nada sirve la mejor nave si no hay pantalones para domarla en aguas broncas y tormentas.

COMO EL TIEMPO ES LA MADRE DE LA VERDAD, Manlio, dejó un tiempo y salieron a relucir los culpables y sus padrinos, y así, Manlio respetado por los viejos priistas, los de verdad, los de siempre, no los oportunistas de hoy, le demandan encabezar una nueva corriente para luchar en el próximo proceso electoral. Claro que sabe que su primera lucha no es contra los demás sino convencer al que está de que no es su enemigo y que es mejor él a la derrota total… así que las cartas están en la mesa y solamente faltan cruzar las apuestas.