La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) afirmó que no es responsable de las pérdidas económicas que reportan empresarios a causa de los constantes bloqueos carreteros contra la reforma educativa.

 

 

 

Francisco Bravo, ex líder de la Sección 9 de la Ciudad de México, responsabilizó al Gobierno federal por seguir administrando el conflicto magisterial.

 

Expuso que antes del paro indefinido de labores tocaron las puertas del Ejecutivo federal y nadie les respondió.

 

“Llevamos siete mesas en Gobernación y no hemos podido hablar sobre el tema sustancial y no hay una respuesta clara sobre el tema sustancial, que tiene que ver con la abrogación de la reforma educativa”, expuso al concluir un mitin en las instalaciones de la SEP.

 

Agregó que en el conflicto magisterial la Coordinadora también ha tenido que pagar altísimos costos.

 

“Nosotros le contestamos a los empresarios que éste es un conflicto que no generamos nosotros.

 

“Le respondemos a los empresarios que los costos que hoy tenemos nosotros como Coordinadora son altísimos. Solamente te hago un resumen: tenemos 14 compañeros muertos y todavía tenemos decenas de heridos del enfrentamiento en Nochixtlán”, expuso.

 

Agregó que tienen 3 mil 360 maestros despedidos, decenas de presos políticos y miles de procesos de despido.

 

“Cuando los empresarios se quejan, tendrían que ver cómo se originó el conflicto y cuáles son los costos que hemos tenido como Coordinadora”, sostuvo.

 

El profesor criticó que ahora quieren culpar a la CNTE por la crisis económica que afecta el País.

 

“Solamente falta decir que si sube el dólar es por nuestra responsabilidad. Yo creo que verdaderamente es una exageración, es una desproporción manejar que los problemas económicos son por parte del magisterio.

 

“Hablar que los costos son sólo de los empresarios es verdaderamente poco responsable y poco reflexivo. Tendremos que hacer una crítica mucho más completa”, expresó.

 

Y Michoacán justifica inacción

 

Luego de que el sector empresarial le reclamara aplicar la ley ante las pérdidas económicas causadas por los bloqueos del magisterio disidente, el Gobierno de Michoacán se defendió justificando que está actuando con prudencia.

 

“En el caso de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no es que estemos actuando con tolerancia; estamos actuando con prudencia”, declaró el Secretario General de Gobierno, Adrián López.

 

En conferencia de prensa, argumentó que la responsabilidad del Gobierno es mas compleja que la simple aplicación de la ley.

 

“No se trata de ir por una victoria pírrica donde la aplicación de la ley quede bastante acreditada, pero que los hechos y las consecuencias puedan ser graves”, señaló.

 

Ayer, el sector empresarial de Michoacán manifestó su inconformidad ante el magisterio luego de dos meses de movilizaciones y bloqueos, así con el Gobierno por no aplicar la ley.

 

López comentó hoy que el sentir de los inversionistas es justificado y acogido por la autoridad estatal.

 

“Nosotros, lejos de desconocer lo válido de su reclamo, lo entendemos, lo acogemos y lo acompañamos como un compromiso que nos obliga a seguir trabajando para devolverle al Estado la estabilidad necesaria”, dijo.

 

El funcionario destacó que desde ayer se restablecieron las corridas del tren, que habían estado bloqueadas durante una semana en agravio del traslado de productos que van o salen del puerto de Lázaro Cárdenas.

 

A pregunta expresa, aseguró que el Gobierno no posee aún las estimaciones sobre los daños económicos que este tipo de bloqueos han causado en el sector productivo.

 

Reforma